El Ayuntamiento de Trabanca solicita una reunión con la Junta por la supresión de ayudas a las ferias comerciales

El anuncio de la Administración ha pillado por sorpresa a muchos municipios que no saben si podrán hacer frente a este gasto

Los efectos de la crisis económica se siguen haciendo notar en la provincia de Salamanca, en esta ocasión debido a la anulación de las ayudas para las ferias comerciales del año 2011 que la Junta convoca cada año y que en esta ocasión no ha llegado a aprobar porque ha anulado el Decreto que así lo recogía, por lo que no se recibirán las ayudas de 2011 y no habrá tales en el presente 2012.

Así lo recogía el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el pasado martes 31 de enero de 2012 para disgusto de muchos municipios de la provincia, pero los recortes y la crisis no han dejado más remedio a la Administración regional.

Uno de los ayuntamientos que más va a notar este nuevo ‘palo’ en el de Trabanca, que arrastra una deuda “heredada del anterior gestor” según el actual alcalde, Víctor Manuel Pacho, y ahora hay que sumarle la no recepción de las ayudas de la Junta de Castilla y León.

“La verdad es que no lo esperábamos y ha sido un palo para nosotros porque no está costando mucho cuadrar las cuentas debido a la gran deuda que hemos heredado. No obstante, ya hemos enviado una carta a la delegación de la Junta para solicitar un encuentro con ellos y ver qué solución se puede elegir porque no podemos asumir más gastos”, señala.

La cuantía que le otorgaba la Junta a Trabanca para las dos ferias, la Agroalimentaria y la de Artesanía, ascendía a más de 40.000 euros que ahora no van a recibir una vez que ya los han invertido en esos certámenes. “Estamos un poco sorprendidos pero vamos a buscar fórmulas para solucionar esta situación”, destaca el alcalde de la localidad.

Agromaq también se ve afectada
Dentro de esta línea de ayudas, la Feria Agropecuaria de Salamanca, Agromaq, también se ve afectada por esta subvención, aunque en este caso no había una ayuda predeterminada de antemano, sino que era variable en función del ajuste del presupuesto correspondiente y que un año era de 12.000 euros y el siguiente de 24.000, o menos, dependiendo de las circunstancias.

Según fuentes de la Institución Ferial de Salamanca (Ifesa), pese a la reducción de estas ayudas, que deberán cuadrar de alguna manera y trastocan un poco los planes, la Feria va a tener la misma importancia porque su celebración no depende de esta subvención ni mucho menos dado el carácter que tiene un certamen como el que se celebra en Salamanca.

Por eso, este hecho afecta a todos los certámenes de la provincia que tiene en sus dos extremos a Trabanca, cuya situación es crítica, y a Agromaq, que pese a que en tiempos de crisis, cualquier recorte es perjudicial, no sufrirá problemas para su celebración.