El Ayuntamiento de Salamanca ya 'sabe' que el Corona Sol no tiene licencia ambiental: cuenta atrás para actuar
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Salamanca ya 'sabe' que el Corona Sol no tiene licencia ambiental: cuenta atrás para actuar

Fuentes municipales confirman la llegada de la comunicación que convierte en firme y real el hecho de que el hotel carece de licencia ambiental.

El Ayuntamiento de Salamanca ya tiene en su poder la declaración de firmeza de la licencia que anula definitivamente la licencia ambiental del hotel Corona Sol, una de las que los tribunales han echado por tierra y que tiene a este edificio en la ilegalidad urbanística más absoluta. La llegada de la comunicación de firmeza supone el conocimiento de que la construcción carece de una licencia básica y que es obligatorio requerirle las actuaciones necesarias para devolverlo a la legalidad, que es el compromiso adquirido por el equipo de Gobierno en el pleno municipal.

 

La llegada de la resolución supone que finaliza el proceso de recursos y que el fallo es firme, y confirma por ende que hay que cumplir lo que dicta la resolución. Hace días que la asociación Avemur lo recibió. Sin licencia ambiental, anulada en firme, no hay que esperar nada más para actuar y así quedó de manifiesto hace unos días con un inédito acuerdo en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca, un texto de mínimos, en el que no se resarce a los vecinos del daño a sus viviendas y su dura lucha judicial, pero que permitió alcanzar un consenso: al texto, propuesto por PSOE, Cs y Grupo Mixto, se sumó por primera vez en este asunto el PP.

 

Ahora solo queda que el Ayuntamiento de Salamanca cumpla el compromiso alcanzado en el pleno municipal y actúe para devolver el edificio a la legalidad, cosa imposible tal y como está ya que solo la nulidad de la licencia ambiental confirma las irregularidades en chimeneas o estractores de aire, y también está claro el exceso de edificabilidad en el que se incurrió. Y está al caer la anulación también firme del cambio de uso del edificio, de viviendas a hotel; si se anula esa licencia, estaría abierto al público irregularmente. En estas condiciones, cumplir la legalidad supone corregir todas estas cuestiones, lo que encamina al cierre del edificio.

 

En todo caso, los vecinos del hotel ilegal tienen claro que todavía van a tener que verse en los juzgados alguna vez más. Según fuentes de la asociación, ya están preparados para solicitar judicialmente la ejecución de todas las sentencias favorables que tienen sobre la construcción del hotel, y con las que se han anulado todas las licencias fundamentales, desde la ambiental a la de inicio de actividad o la de cambio de uso, la última pendiente de casación.

Noticias relacionadas