El Ayuntamiento de Salamanca vuelve a subir el agua, la grúa y la zona azul

Fernando Rodríguez, en la rueda de prensa en la que ha explicado el archivo de la querella sobre las guarderías.

Las ordenanzas fiscales de 2019 en Salamanca incluyen la rebaja del 5% en el IBI  ya conocida, pero también actualizaciones de muchos precios como la ORA, la grúa, la piscina del Helmántico, el agua...

El año 2019 será el año de la esperada bajada del IBI en Salamanca. Sin embargo, la medida no llega sola, sino con algunas subidas de tarifas. El principal impuesto municipal, que nutre con 45 millones de euros al Ayuntamiento, lleva años en máximos tras una progresiva subida  en la que quedó instalado con las consabidas congelaciones. La rebaja es algo conocido desde hace más de un año: entonces se planteó bajarlo ya en 2018, pero al final el PP convenció a Cs para hacerlo en 2019.

 

Eso no ha impedido que el equipo de Gobierno lleve más de un año presumiendo de una bajada muy tímida, que supone entre 25 y 30 euros de media para un recibo de entre 500 y 600 euros. Se beneficiarián 80.000 salmantinos y el consistorio buscará de dónde sacar (o cómo no gastar) los 2,3 millones que deja de ingresar. Eso cuando la contribución está en máximos y requiere a los contribuyentes salmantinos un gran esfuerzo: el IBI salmantino es caro, tanto que el esfuerzo medio por ciudadano es superior al de ciudades como Sevilla, Zaragoza, Burgos, Valladolid, La Coruña, Murcia, Valencia, San Sebastián.... Ese 5% se ve incapaz de compensar un aumento que ronda el 12% acumulado en las dos legislaturas de Fernández Mañueco como alcalde. Así que el esfuerzo de los salmantinos para pagar impuestos municipales, que ronda los 600 euros de media, seguirán en lo más alto.

 

A ello hay que añadir que los impuestos no sólo bajan, en este caso, o se congelan, que es lo único que 'vende' el equipo de gobierno. También suben. Y en bastantes casos y en precios que afectan al día a día de los ciudadanos. Es el caso de la tasa del agua, que incluye la depuración y el suministro de agua potable, que subió en 2018 y vuelve a subir en 2019. También del ticket de la zona azul, que subirá un 2,2%; y de la tasa de la grúa, que hará que la retirada de vehículos nos salga más cara. Estos importantes precios se actualizan al IPC, es decir, suben un 2,2% por el índice correspondiente a agosto, que es el que se aplica.

 

También van a subir los precios del aparcamiento del centro de transportes, las tasas que pagan los empresarios del Mercado Central a la asociación, y las piscinas del Helmántico que tienen sus propias tarifas. Todos los precios citados ya subieron en 2018, cuando el consistorio vendió también una congelación impositiva que no es tal.

Comentarios

Julian 12/10/2018 20:40 #3
Este impresentable de la fotografia negocio la fusion de las Caja de Ahorro del musculo financiero, SIN COMENTARIOS, y habla de Impuestos, a la p........ calle, que no representa a nadie.
Contribuyente 12/10/2018 08:54 #2
Ustedes suben los impuestos que pueden al máximo y dan servicios pésimos o no los dan. luego critican subidas impositivas del gobierno de España. Dan ustedes pena
CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA "CSD" 11/10/2018 14:59 #1
Estos pesebreros, suben la zona azul ¿Y a ellos que más les da?, unos tienen coche oficial y otros aparcamientos reservados ¿Quien paga?, el resto de ciudadanos, ¡VAYA JETA¡

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: