El Ayuntamiento de Salamanca tiene contratos caducados o parados por 40 millones de euros

Camión de la empresa que gestiona el contrato de la iluminación.

Los problemas judiciales y los retrasos retratan una demora injustificable a la hora de gestionar la renovación y vigencia de contratos de una elevada cuantía.

Es un asunto recurrente, y de nuevo a vuelto a salir a la palestra. La ocasión se ha planteado al tener que aprobar la revisión de precios del contrato de la zona azul y la grúa. El proceso es un trámite que no varía en mucho las cantidades, pero que debería hacerse automáticamente cada año... y no se hace. En concreto, este contrato llevaba cuatro años sin revisión y ha sido ahora cuando se ha llevado al pleno, algo que ha ocurrido con otras revisiones como las de los parking. El asunto le ha costado una reprimenda al equipo de Gobierno por parte del concejal socialista Arturo Ferreras, que ha sacado a colación el importante número de los contratos caducados con los que convive el consistorio.

 

Repasando los principales, aparecen cuatro que han superado el plazo de vigencia y que, por unas u otras razones, no están ya renovados; en el mejor de los casos, los nuevos contratos están en tramitación... y en el peor le generan problemas judiciales de insondables consecuencias al equipo de Gobierno. En total, suman unos 40 millones de euros de valor porque, además, son contratos de importancia.

 

En la relación que ha recordado Ferreras están, por ejemplo, el contrato de parques y jardines. El actual se firmó en julio de 2013 por cuatro años, con posibilidad de prórroga de dos; esa prórroga se desestimó porque el Ayuntamiento ha manifestado que no está conforme con el servicio que recibe. Así que el contrato está caducado desde julio de 2017. Su valor actual es de 27,7 millones de euros y ha tenido que aprobarse una prórroga excepcional porque no están listos todavía los pliegos para la nueva adjudicación.

 

En la misma situación se encuentra el contrato de la señalización, que además le ha creado un grave problema judicial al Ayuntamiento: se ha admitido a trámite una querella por haber mantenido activo el contrato, con pagos de 2,7 millones a la empresa, a pesar de que está caducado. Se firmó en julio de 2011 por un máximo de cuatro años, así que está vencido desde hace casi dos años y medio. Tiene un valor de 5,4 millones. Actualmente estaba en proceso de licitación, pero se ha suspendido para hacer cambios en el pliego de condiciones.

 

En parecida situación está el contrato de los semáforos, que salió en diciembre y cuyo proceso de licitación se ha detenido por el mismo motivo que afecta al contrato de señalización: hay que introducir cambios en los pliegos para adaptarlo a nuevas condiciones laborales. Su valor es de 6,2 millones de euros.

 

Por último, el contrato de la iluminación también está caducado y en disputa judicial, ya que el TSJCyL lo ha anulado y obliga al consistorio a adjudicarlo a la empresa clasificada en segundo lugar en el concurso; el Ayuntamiento de Salamanca ha decidido recurrir la decisión que deja en mal lugar al concejal que adjudicó el contrato pese a la polémica por una baja económica del 22%. El contrato se adjudicó en julio de 2012 por cuatro años y está en prórroga. Su valor es de 27,7 millones de euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: