El Ayuntamiento de Salamanca se enfrenta a su tercer año consecutivo de incumplimiento en las inversiones
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Salamanca se enfrenta a su tercer año consecutivo de incumplimiento en las inversiones

El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez.

El equipo de Gobierno tiene 35 millones sin gastar de inversiones a tres meses de acabar el año. En 2016 y 2017 ya se dejó un elevado porcentaje de la partida sin ejecutar.

El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca va a tener que correr mucho si no quiere terminar 2018, el último de Fernández Mañueco como alcalde, con un récord de incumplimiento. A estas alturas, la partida de las inversiones, la que concentra las promesas de obras y proyectos con los que los populares alimentan su acción de gobierno, se encuentra casi inmaculada, sin tocar, con millones de euros que deberían haberse gastado en actuaciones que no se han hecho. Y no es la primera vez: ha ocurrido así en los tres últimos años.

 

La situación es la siguiente. Según los datos que hace públicos el propio Ayuntamiento, a 18 de septiembre la partida de inversiones reales está ejecutada al 17%. De los créditos definitivos, 42,3 millones de euros, se han gastado poco más de 7,2 millones: el resultado, casi 35 millones en el 'tintero'. Es decir, 35 millones de inversiones, proyectos, obras... que no se han hecho. De hecho, la inversión hecha es tan corta que no cubre ni siquiera la partida inicial. El Ayuntamiento consignó 19 millones de euros para inversiones en 2018, cifra que luego engordó con otros 22 millones de superávit y remanente. Pero ha gastado una pequeña parte.

 

El responsable de las cuentas municipales, el concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, ha dado su particular versión sobre tan escasa ejecución presupuestaria. A preguntas de TRIBUNA la última semana, ha esgrimido que la ejecución se comprueba el último día del año, ya que muchas inversiones requieren de una tramitación previa para su licitación y adjudicación, y para hacer el gasto final. Si esto es así, el Ayuntamiento tiene poco más de tres meses para completar trámites por valor de 35 millones de euros. Habrá que ver si tiene proyectos por ese valor sobre la mesa.

 

Abundando sobre esta cuestión, Rodríguez ha preferido esgrimir los favorables datos de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, que califican al Ayuntamiento de Salamanca como el que más obra ha licitado... en el primer trimestre de 2018. Es decir, entre enero y marzo, un plazo ya lejano. Los datos municipales de ejecución presupuestaria están totalmente al día (son de 18 de septiembre) y, lo más importantes, son propios del Ayuntamiento, pero no son tan favorables.

 

No es la primera vez que el consistorio tiene problemas para ejecutar una parte suficiente de la cifra global de inversiones que vende a bombo y platillo cada curso económico. Las millonarias partidas que se anuncia cada año se han ido quedando en el cajón: el 55% en 2017 y el 30% en 2016, 17 y 4 millones de euros respectivamente. Y, por ahora, otros 35 millones este año, a falta de lo que se logre gastar hasta 31 de diciembre. Es dinero que estaba previsto destinar a nuevas obras o equipamientos y que no se gasta. Muchas veces, ha servido para pagar la deuda histórica, muy mitigada gracias a ello.