El Ayuntamiento de Salamanca perdona a varias empresas de MercaSalamanca más de un millón de euros

El equipo de Gobierno del PP ha permitido que catorce empresas no paguen 1.085.646 euros a MercaSalamanca. Una auditoría denuncia el descuadre para las cuentas de una entidad sostenida con dinero público mientras su presidente, Fernando Rodríguez, no exige el pago a los deudores.

El Ayuntamiento de Salamanca ha permitido durante años que un elevado número de empresas no pague en MercaSalamanca. La deuda supera el millón de euros y ha salido a la luz tras una auditoría que urge a los responsables de la sociedad municipal a que exijan el pago de la deuda de manera inmediata. Sin embargo, el presidente de la sociedad municipal, el concejal y teniente de alcalde Fernando Rodríguez, no ha hecho nada hasta ahora para que los empresarios afectados paguen lo que deben desde hace años y se resiste a acabar tomando medidas taxativas.

 

La deuda, reconocida oficialmente en documentos a los que TRIBUNA ha tenido acceso, asciende a 1.085.646,18 euros y resulta de sumar lo que deben 14 empresas. Se trata, en todos los casos, de empresas instaladas en la Zona de Actividades Complementarias (ZAC) de MercaSalamanca. Esa zona se hizo en su día para todas las empresas del sector agroalimentario. Todas las empresas instaladas en la ZAC según el listado de la propia entidad deben dinero, salvo una.

 

Los impagos tienen que ver con diversos conceptos y corresponde con varios años; sin embargo, según las fuentes consultadas es una deuda que no está prescrita. Por otro lado, los impagos son totalmente conocidos por el actual presidente de la sociedad municipal, el concejal y teniente de alcalde Fernando Rodríguez. De hecho, según fuentes municipales el concejal ha manifestado su intención de solicitar el pago por vía amistosa. Justo lo contrario de lo que considera necesario la auditoría, en la que se pone de manifiesto la irracionalidad de mantener estas deudas. El Ayuntamiento de Salamanca se estaría reservando la puesta en marcha de acciones judiciales para reclamar esta importante cantidad, pero por el momento Rodríguez ha preferido la vía amistosa con los empresarios deudores.

 

La deuda se ha conocido en la última reunión del consejo de administración de MercaSalamanca, que se produjo antes de Semana Santa. En esa reunión del principal órgano directivo, se dio a conocer una auditoría interna encargada para aclarar las caóticas cuentas de la sociedad municipal. MercaSalamanca acumula año tras año resultados negativos; en 2014 fueron de 400.000 euros, en 2015 llegaron a 300.000 euros.

 

 

LASTRADA POR UN 'PELOTAZO' FALLIDO

 

La sociedad ha tenido pérdidas millonarias desde que se trasladó en 2009 a las nuevas instalaciones y en 2011, sólo dos años después, ya hubo que elaborar un plan de viabilidad porque no alcanzaba sus objetivos. Su situación es, según sus propios informes internos, "inquietante". Su viabilidad está totalmente en entredicho porque tiene una deuda cercana a los 25 millones de euros por culpa de los altos costes financieros que arrastra por su traslado a sus nuevas instalaciones. La causa última de su situación fue la decisión de abandonar sus instalaciones de siempre junto a la estación de tren e invertir en un proyecto de más de 100 millones de euros. Sin embargo, ha fallado el 'pelotazo' urbanístico que se diseñó: trasladar sus instalaciones cerca de Zaldesa y vender sus antiguos terrenos por 40 millones de euros.

 

Muy al contrario, el 'pelotazo' es ahora un 'agujero negro' en vez del negocio redondo que se anunció con el cambio a las nuevas instalaciones en 2009. Los terrenos no están valorados ya ni en 16 millones de euros, muy por debajo de la deuda; la sociedad no logra cerrar ventas más que a la sociedad municipal de vivienda en unas operaciones que sólo sirven para insuflar capital público a una sociedad que ya está controlada por el Ayuntamiento; en el último año ha cerrado una venta para ampliar la gasolinera independiente que tiene, pero los ingresos no sirven ni con mucho para equilibrar las cuentas; y tampoco funciona el negocio convencional, ya que no ingresa lo suficiente por la explotación de las naves y almacenes que alquila a mayoristas. Menos todavía si se permite que empresas no paguen y acumulen una deuda de un millón de euros.

 

 

EL 'POZO SIN FONDO' DEL AYUNTAMIENTO

 

En los últimos años, el Ayuntamiento de Salamanca se ha hecho con el control de la mayoría del accionariado de MercaSalamanca a pesar de su delicada situación. Tiene el 51% desde hace unos años, pero mantiene como socio con una gran participación a la sociedad estatal Mercasa, que gestiona diversos mercados de mayoristas y que ya estaba en las antiguas instalaciones. A Mercasa representa en el consejo de administración de la salmantina Pablo González, hermano del expresidente de Madrid, Ignacio González, encausados y encarcelados ambos dentro de la 'peración Lezo'.

 

Como principal accionista, el Ayuntamiento de Salamanca ha tenido que desembolsar importantes cantidades para mantener a flote MercaSalamanca por sus pésimos resultados. Así, la última aportación es de 900.000 euros y llegará a los 7 millones hasta 2025. En 2016 se inyectaron otros 1,2 millones con la compra de un solar por parte de la sociedad municipal de vivienda. En 2013 ya adquirió otro solar por 2,3 millones de euros.