El Ayuntamiento de Salamanca, el más retrasado de las capitales en la negociación de presupuestos
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Salamanca, el más retrasado de las capitales en la negociación de presupuestos

El equipo de Gobierno volverá a prorrogar los presupuestos para funcionar este 1 de enero y no ha empezado ni a negociar con Cs.

El Ayuntamiento de Salamanca irá en el vagón de cola de las capitales de provincia en cuanto a presupuesto se refiere, ya que las cuentas con las que debería regirse en 2019 ni siquiera han empezado a debatirse. Así que, por segundo año consecutivo, el equipo de Gobierno del PP ha dejado para muy tarde el trabajo de elaborar el próximo presupuesto, seguramente confiado en el apoyo de Cs con el que ya firmó el acuerdo de las ordenanzas fiscales y conquien, desde hace un año, tiene un preacuerdo para las cuentas.

 

Acuerdos al margen, el proceso de aprobación de los presupuestos va muy tarde, más incluso que el año pasado cuando pasaron por pleno en febrero. El concejal de Hacienda y portavoz, Fernando Rodríguez, ha confirmado que prevé presentarlos durante el mes de enero, pero antes tendrá que entablar conversaciones, y no lo ha hecho. El portavoz de Cs, Alejandro González, ha confirmado a este medio que no ha habido llamada (ni del concejal ni del nuevo alcalde), pero que ellos ya tienen propuestas preparadas. PSOE y Ganemos serán, de nuevo, excluidos de la negociación.

 

Para cuando decida empezar, el equipo de Gobierno será, definitivamente, el último que empiece a trabajar en esta cuestión de todos los ayuntamientos de capital de provincia de Castilla y León. En Valladolid y Ávila está aprobado ya, en Segovia hay negociaciones, en Palencia y Soria están en trámites y Zamora y León ya saben que los prorrogarán porque no es posible un acuerdo. Salamanca es el único consistorio de capital que ni siquiera ha empezado a elaborarlos.

 

A su favor cuenta con el ya comentado preacuerdo con Cs, que inicialmente parece dispuesto a estampar su firma y dar el 'sí' a las últimas cuentas municipales de la legislatura. El año pasado ya pasó de la abstención al voto afirmativo, y fue cuando hubo preacuerdo para impuestos y presupuesto de 2019.

 

Pero, ¿y si no fructifica el nuevo presupuesto? El equipo de Gobierno va a prorrogar las cuentas de 2018 para empezar el año con una base de actuación, pero con un gobierno tan provisional y a cinco meses vista de las elecciones municipales, no sería extraño que no pudiera aprobar nuevas cuentas. De ser así, podría verse obligado a introducir el gasto en proyectos como el del vial del Hospital o la torre de los Anaya por vía de modificaciones de crédito.