El Ayuntamiento de las sillas vacías: un tercio de los puestos de la plantilla municipal está sin cubrir

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos Salamanca.

Ganemos denuncia la manipulación y las contrataciones 'a dedo' en la política laboral del PP en el consistorio salmantino.

Una organización con un tercio de su plantilla sin cubrir. Esta es la realidad del Ayuntamiento de Salamanca tras años de una política combinada de ajustes (obligados por la austeridad en la administración) y externalizaciones (llevarse a empresas lo que deberían ser trabajos propios). Una realidad en la que menos de un millar de trabajadores hacen la labor de lo que deberían ser casi 1.400.

 

Así lo ha denunciado el grupo Ganemos Salamanca, que ha puesto cifras a la realidad de la plantilla municipal. De los 1.352 puestos que forman la estructura humana, entre funcionarios y laborales, hay cubiertos menos de un millar y están vacantes 469. Eso es un 34% del total: un tercio de la plantilla son sillas vacías. "Es un claro ejemplo de lo que hacen quienes quieren desinflar el Ayuntamiento", ha dicho Virginia Carrera, que ha responsabilizado directamente al concejal de régimen interior y a "las ganas de privatizar del señor Fernando Rodríguez".

 

Para Ganemos, las políticas con respecto a la plantilla que sigue el equipo de Gobierno están equivocadas. Denuncian tanto la falta de promoción interna, "no se ha  hecho un concurso general de méritos", como el acuerdo con Cs para crear 90 plazas en tres años, claramente insuficiente. "El dinero sale hacia otro lado, hacia las externalizaciones", critican. El consistorio se ha gastado, por ejemplo, 420.000 euros en contratar asesorías técnicas de proyectos a empresas externas: con ese dinero se pueden contratar dos ingenieros de caminos durante cuatro años y tenerlos en plantilla trabajando para el Ayuntamiento.

 

"Basta ya de que el concejal de régimen interior y el alcalde traten el Ayuntamiento como si fuera su familia, esto no es su familia", ha lamentado Gabriel Risco. "Este equipo de Gobierno trata a los empleados municipales como si fueran empleados del alcalde", ha añadido. El concejal granate denuncia que el concejal de régimen interior hace y deshace a su antojo en las contrataciones, como en el caso de los once interinos que se han contratado recientemente. "Y si te quejas te llevan a un rincón de un departamento como ha ocurrido", dice.

 

Ganemos ha puesto ejemplos concretos de las irregularidades detectadas con respecto a la gestión de la plantilla municipal. Es el caso de las 11 personas contratadas recientemente en régimen de interinidad como auxiliares administrativos. Se trata de un proceso “elegidas directamente por el PP y sin convocatoria pública”, sino seleccionadas de un grupo de 50 trabajadores y trabajadoras procedentes de un convenio previo con la Junta de Castilla y León. Esto supone para Ganemos una caso claro de “discriminación para todas aquellas personas que no han podido optar a ocupar uno de estos puestos”.

 

Otro de los puntos oscuros tiene que ver con las plazas para conserje para colegios de Primaria que se ofertan desde hace tres años por el Consistorio. La convocatoria, destinada a las y los empleados municipales, se hace a través del sitio web del Ayuntamiento, pero sin dar a conocer los criterios de selección, sino mediante “una convocatoria oscura”. Por este motivo, Ganemos ha solicitado documentación al respecto para estudiar lo sucedido hasta ahora.