El ayuntamiento de Guijuelo, 'el pata negra' de la morosidad con sus proveedores

El alcalde de Guijuelo, Julián Ramos (i), junto al presidente de la Diputación

Los datos oficiales del Ministerio de Hacienda revelan que el consistorio gobernado por Julián Ramos es el cuarto de Salamanca que más tarda en cumplir con sus pagos y se sitúa a la cabeza en el ámbito nacional.

El Ayuntamiento de Guijuelo, gobernado por Julián Ramos, tiene un problema a la hora de realizar los pagos a sus proveedores. Al menos eso es lo que indican los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, que revelan que se trata del cuarto consistorio de Salamanca que más tarda en pagar, con una media de 87,64 días, o lo que es lo mismo, casi 58 días más de los 30 que marca la legislación vigente.

 

Esta cifra no deja en muy buen lugar al ayuntamiento de la localidad ni a su alcalde ya que se trata del municipio de cierta entidad de la provincia de Salamanca que cuenta peores datos, solo superado por el peor de Castilla y León, Valdelacasa (221,42 días), Ledesma (92,05 días) y Tejeda y Segoyuela (90,96 días).

 

De hecho, y siempre según los números del ministerio de Hacienda, el ayuntamiento de Guijuelo está en el grupo de cabeza de España en mayor tardanza en el pago a proveedores, ya que ocupa el puesto 369 de los más de 4.700 que han presentado sus cuentas en tiempo y forma.

 

Además, y hasta el momento, esta institución municipal ha abonado 517.597 euros de los pagos realizados mientras que áun tiene pendientes 447.773 euros a todos sus proveedores.

 

No hay que olvidar que la Diputación de Salamanca también cuenta con problemas en este apartado, siendo la segunda de España que más tiempo tarda en pagar a sus proveedores, según los datos de Hacienda, con una media de casi 51 días.