El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha devuelto 15.000 euros de subvenciones por mala gestión de Javier Iglesias

El alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomas Muñoz y el primer teniente de alcalde, Domingo Benito. (Foto: David de Jesús)

La Junta de Castilla y León no encontró motivación suficiente para un proyecto vinculado a educación y servicios sociales del año 2011 en Ciudad Rodrigo. Ahora, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo tendrá que devolver 9.500€ por "la mala gestión del PP".

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha tenido que hacer frente a la devolución de subvenciones a la Junta de Castilla y León por culpa de la mala gestión en años anteriores a su mandato, en los años de Javier Iglesias (PP).

 

Así, durante el ejercicio 2015, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, a través de su alcalde, Juan Tomás Muñoz, en un ejercicio de máxima responsabilidad, firmó alegaciones a un expediente de reversión de subvenciones de la Junta de Castilla y León por un proyecto vinculado a educación y servicios sociales del año 2011, concedido a ACN Consulting cuya justificación estaba mal realizada. La Junta de Castilla y León entendía que:

 

Con respecto a los talleres que se relacionan en la mencionada memoria, no se detalla las fechas en las que se realizan, ni el número de asistentes por taller, ni el número de asistentes en la condición de inmigrantes, que permita establecer una relación indubitada con la naturaleza de la convocatoria, de la actividad subvencionada”.

 

Para continuar incluso dudando de la realización de los mismos con el siguiente párrafo

 

No se tiene constancia qué talleres se realizaron en cada centro escolar, ni horario, ni desglose de los gastos ocasionados por cada uno de ellos, que nos permita acreditar el cumplimento del objeto de la subvención. Tampoco hay una correspondencia entre el nº de talleres facturados y el nº de grupos que aparecen en la memoria justificativa”.

 

Por todo ello, se reclamaba al Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo la devolución de una cantidad de 12.000€ a los que había que sumar 2.167€ en concepto de intereses. Las alegaciones del actual equipo de gobierno, presentadas en un ejercicio de responsabilidad y a pesar de que se pudiera considerar que dichos talleres son de dudosa existencia y coincidencia con la subvención, consiguió que la devolución fuera rebajada a unos 9.500€ frente a los más de 14.000€ que supondría a las arcas municipales. Este importe fue devuelto en el ejercicio 2015.

 

Por otro lado, el 3 de febrero de 2015, se inició un procedimiento de cancelación parcial de una subvención vinculada al servicio público de empleo. A pesar de que el anterior teniente de alcalde, Marcelino Cordero, presentó alegaciones el día 25 de febrero de 2015, el Ayuntamiento finalmente tuvo que devolver 5.311,56€ por la mala gestión de una subvención del servicio público de empleo en 2013.