El Ayuntamiento da largas con el campo de fútbol de Garrido que no se podrá hacer hasta el año que viene
Cyl dots mini

El Ayuntamiento da largas con el campo de fútbol de Garrido que no se podrá hacer hasta el año que viene

El alcalde anuncia que el cambio del césped no se hará hasta la próxima temporada mientras el concejal Sánchez Guijo 'marea' al club que usa el campo con fechas para hacer la obra, que afectará a los usuarios por la falta de previsión y la nefasta gestión.

La mala gestión de los plazos que la concejalía de Deportes ha hecho con el cambio de césped del campo de fútbol de Garrido va a tener consecuencias. La más probable, que la obra afectará a los usuarios, pero no es la única porque, por ahora, el concejal del área está mareando al club que gestiona la instalación con fechas para hacer una obra que no se va a ejecutar hasta el próximo verano. Al menos, así lo ha reconocido el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en presencia del propio concejal Enrique Sánchez Guijo, en un ejemplo de descoordinación.

 

Esta misma mañana, en una comisión extraordinaria de Deportes, el concejal ha sido preguntado por las fechas para la obra de reforma del campo de fútbol de Garrido. Se adjudicó hace ya unos días tras todo el verano sin moverse, pero Sánchez Guijo todavía no había dado ninguna explicación. Se va a cambiar el césped artificial, además de incorporar nuevas porterías, un banquillo que falta, un marcador electrónico... La obra tiene una duración prevista de ocho semanas, lo que hace casi imposible que se haga durante la temporada deportiva sin afectar seriamente a los usuarios.

 

A pesar de ello, el concejal ha dicho en comisión que están buscando fecha con el Navega, el club que lleva el día a día de la instalación, para buscar el momento que menos repercusión tenga. Ese momento no existe, al menos durante la temporada, porque el club tiene numerosos equipos y el campo también lo usan equipos de fútbol aficionado; hace semanas que empezaron los entrenamientos y las competiciones, que no se detienen salvo en Navidad unos pocos días. Si tienen que parar para que se haga la obra, será un problema encontrar ubicación para los equipos.

 

Así que lo más probable es que haya que aguantar otro año en una instalación en muy mal estado, con el campo lleno de agujeros y una superficie que provoca muchas lesiones. El propio alcalde ha admitido esta mañana en una visita al Multiusos Sánchez Paraíso que el césped artificial de este campo de fútbol se cambiará el año que viene. Y lo ha hecho delante del propio concejal de Deportes, que esta misma mañana ha dado otras explicaciones en comisión municipal.

 

A día de hoy, los responsables de AD Navega están resignados a entrenar y jugar un año más en un campo que no está en condiciones. Instalado en 2001 (el resto de la instalación se hizo después) es el más veterano de los de césped artificial de toda la ciudad: fue el primero de este tipo en un campo municipal. Su uso ha sido intensivo y hace tiempo que, al observarlo, predomina más el negro de las bolitas de caucho que lo forman que el verde que lo tintaba para asemejarse a una pradera de hierba natural. Basta un pequeño paseo a pie de campo para comprobar que las líneas ya casi están borradas y que hay agujeros en el material que dejan ver el cemento sobre el que se puso.

 

El nuevo césped será de nueva generación, pero el actual no lo es. Cuando se empezaron a instalar estos campos hace más de quince años, los materiales no estaban tan desarrollados y la tecnología disponible se tradujo en campos duros que provocan plagas de lesiones: desde las más graves de rodilla a dolencias de articulaciones en general. Esto es lo que más preocupa a los responsables del club que gestiona las instalaciones.