El Ayuntamiento congela la subida salarial y la jubilación anticipada de 200 policías locales

Archivo

Los agentes siguen esperando a que se apliquen las mejoras pactadas para la plantilla de la Policía Local.

Casi tres meses después de que se aprobaran la mejora salarial y la posibilidad de jubilarse anticipadamente, el colectivo de la Policía Local no ha vuelto a saber nada de dos de sus principales reivindicaciones, una situación que ha empezado a generar inquietud entre los representantes sindicales que consideran que el paso de las semanas genera incertidumbre sobre el cumplimiento de unos compromisos que, además, tienen su influencia en la marcha de la política local y en la oferta de empleo municipal.

 

El 7 de febrero de este año, TRIBUNA informaba sobre el acuerdo para mejorar las condiciones salariales de los agentes de la Policía Local de Salamanca. La fórmula propuesta fue la del incremento de lo que cobran por las noches, que pasaría de unos exiguos 10 euros a la órbita de los 25-30 euros que no sólo mejorará el sueldo final, sino que de paso dignificará la retribución por el servicio nocturno, muy bajo a todas luces. Eso aumentaría en unos 800 euros el sueldo anual de los agentes 'rasos', con un coste de unos 100.000 euros para las arcas municipales. Y, lo más importante, reduciría la brecha salarial de los agentes salmantinos que cobran hasta 7.000 euros menos que en otras capitales.

 

Esta mejora salarial forma parte del acuerdo entre Ciudadanos y PP para sacar adelante los presupuestos municipales de 2018, aunque el sindicato mayoritario en el cuerpo, el SSPM, tenía desde hace tiempo sobre la mesa de Fernando Rodríguez esta reivindicación. Sin embargo, esta medida no tiene reflejo en el presupuesto: la única variación de los sueldos de la plantilla municipal es la actualización del 1,5% para todos los empleados municipales. No figura ninguna partida que pueda respaldar la mejora salarial de los policías locales. Habrá que ver cuál es la postura de Cs si el incumplimiento persiste.

 

El problema es que la mejora está a expensas del veredicto de los técnicos municipales que son los que deben decir si el sistema escogido es válido o si van a saltar las alarmas en Hacienda. Además, el propio Fernando Rodríguez duda de que sea posible. El poderoso concejal ha puesto de manifiesto las dudas sobre la posibilidad de que se haga real esa mejora a los agentes 'rasos' que cobran hasta 7.000 euros menos que compañeros de otras capitales de Castilla y León. El resultado es que, a día de hoy, nada se sabe de la mejora salarial y estamos ya en mayo.

 

 

La jubilación anticipada, también parada

 

Pocos días después, el 9 de febrero, el pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobaba una moción para que los agentes de la Policía Local pudieran jubilarse anticipadamente. Se decidía así al aprobar de manera unánime una moción del PSOE que insta al Gobierno a que acelere la aplicación de la normativa: ya existe un decreto nacional que tenía que haber sido aprobado en julio de 2017 y del que nada se ha vuelto a saber. 

 

La jubilación anticipada la pagan los propios agentes de sus cotizaciones y pensiones, pero al aplicarse le puede generar un problema de personal al cuerpo en Salamanca. Desde el año pasado se sabe que 29 agentes y siete mandos se pueden acoger a la jubilación, lo que puede dejar en cuadro la estructura local. 

 

La consecuencia es que, nada más terminada una promoción de puestos (15 de nuevo ingreso y cinco de movilidad) habría que impulsar más incorporaciones y ascensos a la escala de mandos. Los sindicatos no han recibido noticia alguna por parte del Ayuntamiento de Salamanca para sentarse a negociar una nueva oferta de empleo, más amplia si hay que aplicar las jubilaciones, pero que tendría que ser importante por el acuerdo para recuperar plantilla municipal. Pero nada se sabe ni de la oferta pública de empleo ni de la promoción de mandos.