El Ayuntamiento concede más de cinco años a la propiedad del Hotel Universal para no arreglar el edificio

El edifico del viejo Hotel Universal en La Rúa.

Los trámites para obligar a Palco3 a llevar a cabo las reparaciones necesarias no surten efecto, se alargan en trámites cinco años y una década desde que está en ruina, y el consistorio permite durante más de cinco años que incumpla su obligación.

Ganemos Salamanca ha preguntado este viernes por el edificio del Hotel Universal, que tiene pendiente desde diciembre de 2011 la inspección técnica de construcciones, motivo por el cual el Ayuntamiento de Salamanca ha tenido que afrontar las obras mínimas para evitar mayores daños en el edificio, que es propiedad mayoritaria de Palco3, la promotora propietaria del Hotel Corona Sol. El resultado es que no se sabe exactamente cuándo, porque hay que terminar de tramitar el proyecto de ejecución y esperar que la propiedad no recurra el proceso, o haga la obra.

 

Ganemos ha desgranado los largos plazos que el Ayuntamiento ha dado a la empresa para cumplir. Un año y dos meses para requerir la inspección técnica, ocho meses para presentar ese informe, cuatro meses para comprobarlo, un año para constatar la inacción de la promotora (obligada a hacer las tareas de mantenimiento), seis meses más para notificar la ejecución subsidiaria de las obras y otro año y medio para redactar el proyecto; las obras necesarias todavía no se han llevado a cabo. "Todos sus intereses son no cumplir la legalidad y perjudicar a los vecinos, moradores y arrendatarios del edificio buscando la declaración de ruina que le permitirá hacer con el edificio lo que quiera", ha dicho Gabriel Risco, que ha preguntado por qué no se han cumplido los plazos previstos, que marcaban como límite septiembre de 2016 para hacer las obras necesarias, y cuándo se van a hacer las actuaciones.

 

El concejal de Urbanismo, Carlos García Carbayo, ha defendido que el Ayuntamiento ha controlado la situación y ha confirmado que se ha dirigido con varios expedientes a la propiedad y que en marzo de 2007 se declaró el ruina inminente el edificio, que lleva apuntalado y vallado una década. Desde entonces, en 2008 se ordenó la ejecución subsidiaria para reparar la cubierta (se puso de chapa) y elementos constructivos, además de demoler numerosos elementos estructurales ya dañados. La propiedad ha pedido la declaración de ruina, que el Ayuntamiento negó y que Palco3 ha recurrido como ha hecho con otros muchos expedientes que pretendían obligarle a actuar.

 

"El Ayuntamiento ha cumplido la legalidad, ha abierto nueve expedientes, y ha ejercido un control de la conservación del edifcio", ha dicho Carbayo. Risco ha contestado que todos estos trámites describen una "vida idílica", pero que el procedimiento está plagado de retrasos porque el concejal no firma los expedientes, y ha pedido al equipo de Gobierno que explique cuándo se va a conseguir que Palco3 actúe. "Yo le he relatado el panorama que hay, que no es idílico", ha reconocido el concejal de Urbanismo, que dice haber firmado todos los expedientes. También ha admitido que la propiedad puede iniciar ahora las obras sin esperar a que lo haga subsidiariamente el consistorio.