El Ayuntamiento calla sobre la situación el edificio de las 'Tres Culturas' que sigue condenado a la ruina

El edificio de las 'Tres Culturas', en la Rúa de Salamanca.

El concejal García Carbayo deja correr los plazos legales mientras la propiedad sigue sin ejecutar las obras previstas.

El Ayuntamiento de Salamanca ha decidido condenar a su suerte al conocido como edificio de las 'Tres Culturas', que presumiblemente va a seguir sumido en el abandono y acumulando deterioro mientras el consistorio optar por atarse a los plazos legales y cierra los ojos ante la evidencia de que no se están cumpliendo sus propios planes para su rehabilitación. El desalojo de sus dos últimos inquilinos, los propietarios de la copistería Alfa, ha sido el último capítulo de una historia que se prolonga ya demasiado en el tiempo, algo que corre en contra de la conservación del peculiar edificio.

 

La postura del equipo de Gobierno en la comisión informativa de Fomento de este martes ha dejado claro que el consistorio ha optado por una postura legalista, a pesar de que tiene indicios para pensar que se está incumpliendo su propio proyecto para la rehabilitación. Según ha relatado el concejal de Ganemos, Gabriel Risco, el concejal García Carbayo da la callada por respuesta cuando se le pregunta sobre una cuestión concreta: la postura del Ayuntamiento tras la última sentencia de desalojo.

 

Hay que recordar que los dos titulares del negocio que había en el local de este edificio de la Rúa han acatado una sentencia de la Audiencia Provincial que les obliga a desalojar. La propiedad, la promotora Palco3, puso una demanda por lo civil invocando el artículo 118 de la ley de propiedad urbana, que permite romper un contrato con inquilinos de un edificio en caso de ruina acreditada por la administración o por una sentencia en la vía civil. Como el Ayuntamiento se negó a declarar la ruina, la propiedad buscó la otra opción, y le ha resultado favorable. Los inquilinos han tenido que marcharse y ya no hay obligación ninguna con ellos.

 

Ante esta nueva situación, el equipo de Gobierno no ha aclarado qué es lo que va a ocurrir ahora. Existe esta sentencia, pero también un proyecto aprobado por el Ayuntamiento de Salamanca que viene a decir lo contrario: que no hay ruina y que el edificio hay que rehabilitarlo. En mayo del año pasado el Ayuntamiento tuvo que ordenar el inicio de una obra de conservación ante la pasividad de la promotora: 100.000 euros que pagarían las arcas municipales y se cargarían a Palco3. 

 

Sin embargo, a día de hoy no hay obra alguna ejecutándose. El proyecto se aprobó y existen las licencias necesarias para hacerlo, pero la evidencia es que no hay andamios más allá del que evita que caigan restos a la calle. La respuesta del consistorio es que la propiedad, que decidió ejecutar por sus medios el proyecto que se le impuso, todavía está en plazo para iniciar las obras. Este nuevo compás de espera corresponde con la estrategia de demorar la actuación todo lo posible por parte de la promotora, que le ha permitido estirar los plazos más allá de lo legal y también de lo razonable.

 

Mientras tanto, los inviernos pasan sobre las deterioradas estructuras del edificio de las 'Tres Culturas', y también sobre el Hotel Universal, colindante y que comparte con su vecino la propiedad y el ruinoso destino. En ambos casos se han solicitado varias actuaciones de rehabilitación que no terminan de ejecutarse y que condenan a la ruina a dos eficios en pleno centro monumental de Salamanca a la vista de miles de turistas.

Noticias relacionadas