El Ayuntamiento asume la gestión del Palacio de Congresos, un "mastodonte con artritis"
Cyl dots mini

El Ayuntamiento asume la gestión del Palacio de Congresos, un "mastodonte con artritis"

Palacio de Congresos de Castilla y León en Salamanca.

El Ayuntamiento de Salamanca se encargará de la gestión del palacio a partir del día 1 de enero: una reforma y revitalizar su programación, objetivos. Pretende que no cueste un euro municipal.

El Ayuntamiento de Salamanca asumirá a partir del día 1 de enero de 2020 la gestión del Palacio de Congresos, en el que pretende llevar a cabo una profunda remodelación y cambiar por completo su explotación, ahora mismo deficitaria y fuera de mercado. Y lo va a hacer sin que le cueste un euro a las arcas municipales, ya que el palacio seguirá sustentado por un patronato y la Sociedad de Turismo, encargada de la encomienda de gestión, solo se ocupará de llevarlo.

 

Este es, a grandes rasgos, el plan que el concejal de Turismo, Fernando Castaño, tiene para el Palacio de Congresos, una instalación que ha definido como "mastodonte con artritis", en un diagnóstico en el que no ha puesto 'paños calientes' a pesar de lo que se juega el ayuntamiento. Con esta decisión, el consistorio quiere revitalizar el palacio y el llamado turismo de congresos, la llegada de visitantes para participar en reuniones congresuales, que genera actividad económica en sectores como la hostelería, el turismo o la cultura.

 

Según ha explicado Castaño, el palacio, construido en 1992, no ha recibido desde entonces ninguna reforma o actualización de calado. El resultado es que es muy caro calentarlo, por lo que habrá que cambiar su climatización; y necesita reformas, por ejemplo, para hacer más versátil su sala central, excesivamente grande para acoger congresos pequeños.

 

Para resolverlo, el consistorio va a poner en marcha el proceso para contratar una obra de reforma. Cuenta para ello con los 1,6 millones de euros que tiene en caja el consorcio del palacio, que seguirá activo como órgano rector, aunque la encomienda de gestión sea para la Sociedad Municipal de Turismo y Promoción Económica que controla el Ayuntamiento. A partir del 1 de enero se elaborará el proyecto para su posterior licitación y contratacion. La idea es hacer la obra en fases para no afectar a la actividad del palacio, aunque será inevitable algún período de cierre que se hará coincidir con agosto o fin de año, las épocas sin congresos.

 

Además, se quiere revitalizar su ocupación y actividad, actualmente muy reducida, en parte, por las tarifas. Cuesta hasta 7.000 euros alquilar un solo día el espacio (y antes eran más de 10.000 euros), por lo que no es competitivo con otros espacios similares en ciudades próximas. Eso ha dejado a Salamanca bastante excluída del circuito de congresos, lo que ha afectado a su actividad y cuentas: actualmente es deficitario.

 

Castaño ha insistido en que los planes municipales, impulsados por él mismo en su concejalía, no tendrán coste económico para las arcas públicas. La clave es que la sociedad municipal de turismo tendrá la encomienda de gestión, que asumirá con su personal y con el actual del palacio (con el que se seguirá contando), pero no se ocupará de las cuentas.