El Ayuntamiento anuncia bajada de impuestos... y el tique de la zona azul sube de precio

El equipo de Gobierno y su socio preferente anuncian una bajada de impuestos 'trampa': el IBI se mantendrá en máximos este 2018 y detrás de la congelación hay una actualización de tasas: subirán el 0,9% del IPC. Además de la zona azul, también sube el agua.

El alcalde Fernández Mañueco y su socio de gobierno, Ciudadanos, han anunciado este martes un acuerdo para aprobar las ordenanzas fiscales, el catálogo de impuestos, tasas y precios públicos que van a pagar los salmantinos el próximo año. El pacto ha llegado con el 'gancho' de la bajada del IBI y la congelación de los impuestos. Sin embargo, el anuncio tiene mucha letra pequeña. Tanta, que en algunos aspectos es directamente falso.

 

De entrada, el IBI no bajará hasta 2019 y durante 2018 se mantendrá en máximos. Sí habrá congelación en este y el resto de grandes impuestos (vehículos, IAE, plusvalía...) que también se encuentran en niveles prohibitivos. Pero esa congelación tendría que haber afectado a tasas y precios públicos tal y como ha anunciado muchas veces el equipo de Gobierno... que al tiempo decía con la voz baja que algunos habría que actualizarlos al IPC. El Ayuntamiento ha anunciado la revisión al alza del 0,9% en algunos casos, aunque en otros no lo hace pese a que en ocasiones defendió que podía hacerlo, caso del bus urbano.

 

Y así va a ocurrir con varios de los precios públicos. El caso más flagrante es el de la ORA, el tique por aparcar en la calle. En concreto, en la zona azul, donde la segunda hora de estacionamiento pasará de costar 1,20 euros a 1,25 euros, cinco céntimos más: no un 0,9%, sino un 4% más. La primera hora seguirá costando 0,80 euros, y con el alza de la segunda hora el tiempo máximo de estacionamiento en zona azul, dos horas, costará 2,05 euros. También va a subir la tarifa de residentes, 72,65 euros/año, aunque hay que recordar que se ha rebajado a la mitad hace un año.

 

El de la zona azul es el caso más claro de subida, por encima incluso del IPC, aunque en este caso ha habido un condicionante: las máquinas de la ORA no admiten monedas más pequeñas que las de cinco céntimos, así que la subida ha tenido que ser esa.

 

Además de la zona azul, también sube un servicio básico como el del agua. Se actualiza el precio del suministro y el alcantarillado y también la cuota de abono.

 

Otro caso de subida, aprobada hace semanas, es el de los precios de la ciudad deportiva de La Aldehuela, que ve revisada sus tarifas poco más de un año después de entrar en total funcionamiento. La revisión está en el contrato que se firmó con la empresa concesionaria y es posible porque se rige por una ordenanza diferente a la del resto de instalaciones deportivas municipales, como propició en su día el PP.

Noticias relacionadas