El Ayuntamiento anuncia 90 nuevas plazas de empleo en una oferta arriesgada y con visos de insuficiente

(Foto: Félix Oliva)

PP y C's pactan sin sindicatos ni oposición una oferta de empleo de 90 plazas hasta 2019 pese a que están previstas 122 bajas: tendrán que complementarla si no se quiere destruir plantilla. La oferta se salta la tasa de reposición y corre el riesgo de ser anulada.

El equipo de Gobierno del PP y su "socio cualificado", Ciudadanos, han presentado al alimón una oferta municipal de empleo público con las cifras más altas de los últimos años, pero sobre la que el propio alcalde, su 'hombre fuerte' en los mecanismos municipales y el portavoz 'naranja' Alejandro González han dejado algunas incógnitas. Sobre el papel, son 90 nuevos empleos para la plantilla municipal, una oferta que González ha calificado de histórica (Fernández Mañueco ha sido más moderado) a pesar de que a los propios protagonistas les ha costado cuadrar la cifra y que, en todo caso, depende de que se amplíe en la negociación con sindicatos y oposición a los que no han dicho, todavía, ni palabra.

 

La oferta llega con el año muy avanzado, lo que ya de partida complica la cobertura real de algunas de las plazas que oferta, como las de Policía y Bomberos. Y está compuesta por 90 plazas hasta 2019 cuando el propio alcalde ha asegurado que, hasta ese año, están previstas 122 jubilaciones. Fernández Mañueco incluso ha explicado esa merma por la supresión de plazas no necesarias (ha puesto el ejemplo de un técnico de desratización del Ayuntamiento) o por las mejoras tecnológicas que permiten hacer el mismo trabajo con menos personal. El resultado sería una plantilla 32 empleados más corta.

 

Ante el descuadre de cifras, Fernando Rodríguez ha tenido que salir a corregir y ha asegurado que habrá más empleados dentro de tres años que ahora, ya que se pretende complementar la oferta de este año con otras sucesivas en 2018 y 2019: ahora son 877 y habrá que recordar cuántas terminan siendo dentro de tres años.

 

Con todo, que la oferta sea eficaz dependerá de que se complemente y amplíe con la negociación con sindicatos y oposición, a los que ni PP ni C's han dicho absolutamente nada hasta después de la rueda de prensa. Las 90 son el mínimo, ha insistido González en varias ocasiones. Y también de que no se produzcan demasiadas jubilaciones: hasta 2021 están previstas unas 200, así que el déficit de partida es importante, 110 plazas para compensar en tres años. Por ejemplo, sólo en Policía están sobre la mesa 29 antes de fin de año si se aprueba la posibilidad de jubilarse a los 60 años a este cuerpo: se van a ofertar 20. Con los plazos que se manejan para hacer una oposición policial, no se descarta el desastre.

 

Además, la oferta parte con un riesgo asumido, y es que el Gobierno central ya tiene presupuestos, pero no ha dicho nada de la tasa de reposición, el porcentaje de plazas que se pueden cubrir de las jubilaciones. Hasta ahora, sólo es posible sustituir todas las bajas en policías y servicios esenciales. Si no cambia, será complicado llegar a esas 90 plazas prometidas. Y el Ayuntamiento se arriesgaría a aprobar una oferta de empleo que puede ser recurrida por Hacienda, y no sería la primera. PP y C's, Mañueco y González, asumen el riesgo y lo reconocen.