El Ayuntamiento alquila a bajo precio las naves de la Cámara por las que pagó 500.000 euros
Cyl dots mini

El Ayuntamiento alquila a bajo precio las naves de la Cámara por las que pagó 500.000 euros

El presidente de la Cámara de Comercio, Benjamín Crespo.

El consistorio cede a bajo coste a tres entidades sociales las naves. La operación se hizo en noviembre para inyectar medio millón de euros a la institución cameral, con la cesión a entidades sociales como telón de fondo.

El Ayuntamiento de Salamanca ha cerrado este martes el arrendamiento de las tres naves compradas en su día a la Cámara de Comercio de manera unilateral para cuadrar las cuentas de la institución cameral. El pretexto fue cederlas a empresas de economía social a precios asequibles; el alquiler mensual oscila entre los 427 y los 494 euros.

 

La compra salió a la luz el pasado mes de noviembre cuando el Ayuntamiento de Salamanca de Fernández Mañueco anunció de manera unilateral que compraba estas naves contra la opinión de toda la corporación. La operación sirviró para inyectar cerca de medio millón de euros a la Cámara de Comercio comprándole parte del patrimonio que la institución cameral vende desde hace meses para salir de la mala situación en la que se mantiene por la inacción de su actual directiva. 

 

Los nuevos espacios serán utilizados por las entidades Algo Nuevo, Asprodes y La Encina. Se trata de inmuebles con una superficie de más de 200 metros cuadrados útiles cada uno y situados en la calle Hoces de Duratón, en el Polígono El Montalvo II. Diferentes entidades de economía social trabajan en la ciudad de Salamanca para cederles otras dos naves municipales que se encuentran situadas en el mismo emplazamiento.

 

La cesión de estos espacios se enmarca en las diferentes iniciativas que desarrolla el consistorio salmantino para incentivar de manera especial lo que se denomina el “tercer sector”, ya que la economía social apuesta por un modelo de empresa innovador donde prima la persona y la reinversión de los beneficios. La puesta a disposición de estas naves contribuye a facilitar a este tipo de empresas espacios físicos a precios asequibles que les permitan competir en el mercado y ser sostenibles.