El aumento de casos y el primer brote acercan Salamanca al abismo: 52.000 personas en riesgo de confinamiento

Mapa de zonas básicas de salud de Salamanca a día 3 de agosto.

El incremento de casos pone en amarillo barrios de la capital y todo Béjar y obliga a recomendar que se eviten grandes reuniones sociales: es la antesala de confinamientos como el de Íscar.

El incremento de casos en Salamanca de manera sostenida desde hace días y la aparición este lunes del primer brote oficial de coronavirus tras el final del estado de alarma han pintado de 'amarillo' peligro el mapa de la provincia. Las cuatro zonas de salud que han pasado a ese color no cumplen con los niveles normales y se encuentran en la antesala de sufrir importantes restricciones.

 

Nada es seguro todavía, hay que esperar la evolución de los acontecimientos, pero hace días que se observa un incremento del ritmo de nuevos casos en las zonas señaladas. De hecho, la Junta ha destinado 90 rastreadores a Salamanca y refuerza la vigilancia y control de los nuevos casos que van apareciendo para que brotes como el surgido este lunes, seis positivos y 17 aislados por una reunión de amigos en la capital, no pasen de estar controlados a convertirse en transmisión comunitaria, lo que llevaría a las zonas afectadas directas a los confinamientos.

 

Por ahora, Sacyl mantiene las zonas básicas en amarillo de Salamanca en una situación de prealerta, pero ya con recomendaciones que dibujan una cierta restricción de actividad. "Evite el contacto innecesario. Avise a su centro de salud si tiene síntomas. No realice desplazamientos innecesarios". Estas son las tres recomendaciones que, por ahora, hace la Consejería de Sanidad para aquellos que viven en las zonas de salud, ya sean barrios o municipios, que están en amarillo, de las cuales este lunes había cuatro en Salamanca: las de Garrido Norte y Filiberto Villalobos en la capital y Béjar y Pedrosillo El Ralo en la provincia.

 

En total, suman más de 52.000 titulares de tarjetas sanitarias. A las 19.000 tarjetas de los 24 municipios que forman la zona de salud de Béjar hay que sumar 3.500 de los 17 municipios de la zona básica de Pedrosillo El Ralo; en la capital, casi 21.000 tarjetas suma Garrido Norte y otros 9.000 tiene la zona de Filiberto Villalobos, que corresponde con el centro de salud Sancti Spíritus-Canalejas.

 

Por ahora, la Junta ha tomado medidas en zonas de salud de carácter rural, como Íscar o Pedrajas; y también implantó alguna medida muy selectiva en un barrio de Valladolid, pero todavía no ha llegado el momento de restringir la actividad en zonas de salud de carácter urbano. Aranda de Duero, que está en rojo, y las zonas urbanas que están en amarillo, caso de las de Salamanca, podrían ser las primeras.

Comentarios

SNT 04/08/2020 14:05 #1
Como no se tomen esto en serio vamos a la quiebra.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: