El Audi de la polémica, el elegido para los viajes "de larga distancia" de Fernández Mañueco
Cyl dots mini

El Audi de la polémica, el elegido para los viajes "de larga distancia" de Fernández Mañueco

El equipo de Gobierno dice que el Audi 'de ministro' que se compró en 2002 lo usa el alcalde para determinados viajes, pero no especifica cuántos ni a dónde. Dice que venderlo ahora sería para chatarra.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Salamanca ha dado algunos datos sobre la polémica del Audi de alta gama, pero ha evitado dar grandes detalles sobre el uso que se le ha dado desde 2015. Eso sí, ha reconocido que el coche lo sigue usando el alcalde y que lo reserva para viajes de largo recorrido, alegando motivos de seguridad para ello, aunque es un coche con 15 años de antigüedad y los actuales coches de representación del consistorio son mucho más nuevos y tienen todas las medidas actuales de seguridad ya obligados en todos los coches que se fabrican.

 

"El vehículo formaba parte de un contrato de renting de vehículos de representación adquirido en octubre de 2002. Al terminar el contrato fue adquirido el 29 de junio de 2007, por su valor residual, 2.647 euros IVA incluido. Se ha usado un número reducido de ocasiones en viajes de largo recorrido por motivos de seguridad en los viajes", ha explicado Fernando Rodríguez sobre el Audi A6 4.2 Quattro adquirido en su día cuando Julián Lanzarote era alcalde de Salamanca.

 

Esta es la respuesta que ha dado el concejal portavoz a una pregunta en la que Ganemos le pedía datos más concretos sobre el uso que se le ha dado desde 2015, cuando empezó la actual legislatura. Rodríguez ha reducido su uso a unos pocos viajes de larga distancia, pero no ha especificado cuántos ni los destinos ni las reuniones a las que acudía el alcalde en este coche.

 

Ganemos ha insistido, como ha hecho el PSOE, al que el grupo reconoce la iniciativa en este asunto, que se venda el vehículo ya que hay otros vehículos de representación en la flota al servicio del alcalde (que usa habitualmente un Renault Talisman comprado en renting hace poco más de un año) y de los concejales (que usan un Ford Mondeo híbrido y otros coches municipales).

 

"Lo que sería un derroche es venderlo ahora porque teniendo en cuenta lo que nos dieron por él, ahora lo tendríamos que vender para chatarra", ha dicho Fernando Rodríguez, que ha insistido que sólo se usa en viajes de largo recorrido y que ha ironizado sobre las críticas de los grupos municipales, que pidieron que se vendiera el coche porque no se usaba "y ahora quieren venderlo porque se usa".

Noticias relacionadas