El atracador de la sucursal y la farmacia pasarĂĄ tres aĂąos internado en Proyecto Hombre

Acuerdo. DespuĂŠs de que acusaciĂłn y defensa llegaran a conformidad, J. M. S., con problemas de adicciĂłn, seguirĂĄ un tratamiento de desintoxicaciĂłn

 

M. S. B.
Tras la celebraciĂłn del juicio en la maĂąana de ayer y despuĂŠs de que ambas partes llegaran a un acuerdo, ya que inicialmente, la acusaciĂłn pedĂ­a siete aĂąos de prisiĂłn, el acusado de atracar una sucursal y una farmacia en abril de 2008, J. M. S. M. F., cumplirĂĄ con tres aĂąos de internamiento en un centro de desintoxicaciĂłn de Proyecto Hombre.
Los hechos por los cuales el acusado ha debido de responder ante la justicia ocurrieron, en primer lugar, el 9 de abril de 2008, cuando el imputado entrĂł en la entidad bancaria de Caja Rural ubicada en el paseo de la EstaciĂłn 11-13, tapando su rostro con unas gafas de sol, una bufanda, una gorra y portando una pistola, con la que amenazĂł a los empleados y clientes que se encontraban en el lugar. Tras el citado asalto huyĂł de la entidad con un botĂ­n de 3.140 euros, segĂşn informaron fuentes policiales en el momento de la detenciĂłn.
Tan sólo tres días mås tarde, el 11 de abril, el asaltante volvió a actuar, en esta ocasión en una farmacia ubicada en la plaza del Bretón. El farmacÊutico ofreció resistencia al delincuente, quien nuevamente armado, consiguió hacerse con la recaudación del establecimiento. 
El sospechoso consiguió huir del lugar de los hechos, siendo perseguido por el empleado de la farmacia, que le siguió la pista, mientras se producía la llegada a la zona del Bretón de los agentes tras recibir el aviso. La detención final se produjo en la calle Rosario, donde la Policía se incautó de una pistola Walter P-38 del calibre de nueve milímetros, una navaja, un gorro, una bufanda y unas gafas de sol. 
AdemĂĄs, le intervinieron 250 euros en metĂĄlico, segĂşn datos de la PolicĂ­a en su momento.
Por estos hechos, el Ministerio PĂşblico solicitĂł para J. M. S. M. F., que cuenta con 24 antecedentes, la mayorĂ­a por robos, aunque tambiĂŠn cuenta con detenciones por amenazas y por delitos contra la salud pĂşblica entre otros, cuatro aĂąos de prisiĂłn por el atraco a la entidad bancaria y tres aĂąos mĂĄs por el asalto a la farmacia. El juicio, que estaba previsto que comenzara a las 11.30 horas en la sala de lo Penal nĂşmero Dos de los Juzgados de ColĂłn, no llegĂł a celebrarse, dado que el Ministerio PĂşblico y el abogado defensor llegaron a un acuerdo antes de la celebraciĂłn de la vista oral por el que el acusado pasarĂĄ tres aĂąos internado en un centro de desintoxicaciĂłn.
M. S. B.
Tras la celebraciĂłn del juicio en la maĂąana de ayer y despuĂŠs de que ambas partes llegaran a un acuerdo, ya que inicialmente, la acusaciĂłn pedĂ­a siete aĂąos de prisiĂłn, el acusado de atracar una sucursal y una farmacia en abril de 2008, J. M. S. M. F., cumplirĂĄ con tres aĂąos de internamiento en un centro de desintoxicaciĂłn de Proyecto Hombre.
Los hechos por los cuales el acusado ha debido de responder ante la justicia ocurrieron, en primer lugar, el 9 de abril de 2008, cuando el imputado entrĂł en la entidad bancaria de Caja Rural ubicada en el paseo de la EstaciĂłn 11-13, tapando su rostro con unas gafas de sol, una bufanda, una gorra y portando una pistola, con la que amenazĂł a los empleados y clientes que se encontraban en el lugar. Tras el citado asalto huyĂł de la entidad con un botĂ­n de 3.140 euros, segĂşn informaron fuentes policiales en el momento de la detenciĂłn.
Tan sólo tres días mås tarde, el 11 de abril, el asaltante volvió a actuar, en esta ocasión en una farmacia ubicada en la plaza del Bretón. El farmacÊutico ofreció resistencia al delincuente, quien nuevamente armado, consiguió hacerse con la recaudación del establecimiento. 
El sospechoso consiguió huir del lugar de los hechos, siendo perseguido por el empleado de la farmacia, que le siguió la pista, mientras se producía la llegada a la zona del Bretón de los agentes tras recibir el aviso. La detención final se produjo en la calle Rosario, donde la Policía se incautó de una pistola Walter P-38 del calibre de nueve milímetros, una navaja, un gorro, una bufanda y unas gafas de sol. 
AdemĂĄs, le intervinieron 250 euros en metĂĄlico, segĂşn datos de la PolicĂ­a en su momento.
Por estos hechos, el Ministerio PĂşblico solicitĂł para J. M. S. M. F., que cuenta con 24 antecedentes, la mayorĂ­a por robos, aunque tambiĂŠn cuenta con detenciones por amenazas y por delitos contra la salud pĂşblica entre otros, cuatro aĂąos de prisiĂłn por el atraco a la entidad bancaria y tres aĂąos mĂĄs por el asalto a la farmacia. El juicio, que estaba previsto que comenzara a las 11.30 horas en la sala de lo Penal nĂşmero Dos de los Juzgados de ColĂłn, no llegĂł a celebrarse, dado que el Ministerio PĂşblico y el abogado defensor llegaron a un acuerdo antes de la celebraciĂłn de la vista oral por el que el acusado pasarĂĄ tres aĂąos internado en un centro de desintoxicaciĂłn.