El Atlético Salamanca no logra la permanencia en un final de infarto

Antonio García, vallista del Atlético Salamanca.

El Atlético Salamanca estuvo a punto de lograr la permanencia y se quedó a un suspiro. Las actuaciones de Antonio García, Peña, Matalana y Jiménez, redondeados por los relevos, hicieron pensar en seguir un año más entre los mejores clubes del país.

El Atlético Salamanca ha cerrado la temporada atlética de clubes sin poder conseguir la permanencia en la División de Honor, un logro obtenido el año pasado por estas fechas con el ascenso. El conjunto franjinegro se la jugaba en la última jornada en el encuentro previsto para el descenso entre ocho clubes; los dos últimos, bajaban. Y ahí es donde estaba el Atlético a falta de pocas pruebas cuando se produjo un final de infarto que casi le da la salvación.

 

A 5-6 pruebas del final, el excelente segundo puesto de Antonio García en 110 vallas, sólo superado por Javier Colomo; y el tercer puesto del veterano José María Peña en peso eran los mejores resultados, pero no eran suficiente. La clave fueron los resultados en 3.000 y 3.000 obstáculos y en los relevos. Fernando Juanes Matallana, tercero en la prueba de obstáculos, y la victoria de Diego Jiménez en los lisos tornaban la situación. Entonces, la lucha estaba con dos clubes, Nerja y AA Catalunya por la segunda plaza de descenso, ya que el último puesto era de Universidad de Burgos.

 

Los cuartos puestos en los relevos 4x100 y 4x400 fueron fundamentales porque al final el descenso se decidió por tres puntos: los 85 conseguidos salvaron al Atlético, con Nerja también salvado pero por sólo medio punto al lograr 82,5 por los 82 de Catalunya. El encuentro lo ganó el Atlético Pamplona. Sin embargo, los puntos otorgados por el puesto en la general no fueron suficientes y el Atlético ha bajado a Primera junto con el equipo de la universidad burgalesa.