El arsenal para frenar la Covid-19 este verano: 24 millones de mascarillas, gafas para dos años y 413 respiradores
Cyl dots mini

El arsenal para frenar la Covid-19 este verano: 24 millones de mascarillas, gafas para dos años y 413 respiradores

Fábrica de mascarillas en Béjar (Fotos: Mascarillas Béjar)

Castilla y León afronta la 'nueva normalidad' con importantes reservas del principal material de protección, pero pendiente de evitar problemas de stock con guantes o mascarillas FFP2 y 3.

Castilla y León sigue estabilizando la incidencia del coronavirus en la comunidad a pesar de los repuntes y de algunos brotes que, por ahora, están bajo control. Con los hospitales en situación óptima y un número reducido de nuevos casos y de fallecimientos (que todavía se producen) la comunidad afronta el verano en buena situación, pero sin levantar la guardia. Y parte de su preparación ha sido aprovisionarse de material.

 

La falta de equipos de protección para los sanitarios y la demanda de la población fue el principal problema de las primeras semanas de pandemia. Durante mucho tiempo aquellos profesionales que tenían que verse cara a cara contra el virus no estuvieron todo lo bien protegidos que era necesario. Sanidad se prometió que no iba a volver a ocurrir y parte de los cerca de 90 millones de euros invertidos en contratos vinculados a la guerra al coronavirus se han destinado a comprar material.

 

Según el último informe enviado al Ministerio de Sanidad antes del paso a nueva normalidad, Castilla y León ha hecho acopio de casi 24 millones de mascarillas quirúrgicas, reserva para prácticamente nueve meses de un material básico de protección; tiene un millón de batas desechables, reserva para dos meses; más de 300.000 gafas y pantallas que cubrirían la demanda para 658 días, casi dos años enteros; además de 413 respiradores que puede activar en un día.

 

En cuanto a los suministros con menos reserva, hay 20.000 hisopos y 45.000 kits reactivos de PCR, para dos semanas, suficientes para seguir haciendo pruebas; y 4,6 millones de guantes, una cifra muy elevada pero que es uno de los materiales en los que ha tenido problemas, igual que para las mascarillas FFP2 y 3, 1,6 millones de unidades, para las que ha sufrido rotura de stock en el pasado.

 

Eso en cuanto a material, pero lo más importante es el despligue de personal sanitario. La sanidad pública tiene 1.104 médicos, 1.400 enfermeros y otro millar de personal sanitario listo para enfrentarse a la Covid: 3.500 profesionales que nos dejan tranquilos.