El arsenal de Tráfico para este verano: radares, cámaras, drones y 15 de las nuevas furgonetas contra el móvil

Radar. ARCHIVO

Calendario de la operación salida, medidas de control y campañas sobre velocidad, motos y alcohol y drogas, en el programa de la DGT para este verano.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha llamado a la prudencia y a la responsabilidad este verano, en una 'operación salida' en la que más de 1.300 radares controlarán la velocidad en carretera pero que se vislumbra todavía incierta por la pandemia. Y para vigilar que todo discurre con la mayor seguridad, Tráfico ha desplegado un arsenal de medidas para controlar la circulación y una nueva campaña con un crudo lema: "Este país no puede soportar más muertes".

 

Según ha explicado el ministro, la 'operación salida' de la DGT constará, como es tradición, de 4 fases: la primera, que se desarrollará entre el viernes 3 de julio y el domingo 5 de julio; la fase 2, del viernes 31 de julio al domingo 2 de agosto; la fase 3, del viernes 14 de agosto al domingo 16 de agosto; y la 'operación retorno', del viernes 28 de agosto al 31 de agosto.

 

Durante estos dos meses funcionarán 764 radares fijos de control de velocidad (80 de ellos de tramo), 548 radares móviles, 12 helicópteros, 216 cámaras de control del cinturón de seguridad y del teléfono móvil móvil, 11 drones para las actividades de regulación y ordenación (que reactivarán su actividad el 3 de julio, y 3 de ellos tendrán capacidad de denuncia) y 15 furgonetas camufladas. Además, se incrementarán los controles de velocidad, alcohol y drogas.

 

Las furgonetas sin rotular que usa Tráfico para multar el uso del móvil al volante empiezan a circular por varias provincias son su última 'arma secreta' contra las infracciones. Estas furgonetas de Tráfico ya no son todas blancas y han empezado a extender su territorio de acción. Las furgonetas pueden pasar por unidades cualquiera ya que no llevan distintivos aunque usan matrículas con el acrónimo PGC, que identifica al parque de la Guardia Civil. No son vehículo secretos, de ningún modo, sino discretos como el camión que empezó a usar Tráfico tiempo atrás para multar.

 

Asimismo, durante los dos meses en que durarán el dispositivo se realizarán tres campañas de vigilancia: una sobre velocidad, otra sobre motos y una última relacionada con el alcohol y drogas, retomando así el calendario anual que había sido suspendido durante el Estado de Alarma.