El Archivo de Salamanca, "en riesgo de ser expoliado nuevamente"

El investigador Pilicarpo Sánchez pide la destitución fulminante del ministro Wert, aunque su culpa "no pase de ser el tonto útil que estampa la firma sobre la Orden".

El investigador Policarpo Sánchez ha denunciado una vez más problemas con el Archivo de Salamanca y un posible "nuevo expolio".

 

Así, ha destacado que el 20 de febrero de 2014, el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert Ortega, firmó la Orden por la que se nombran diez vocales del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, que suponen la mayoría absoluta de sus miembros (BOE, 26-02-2014).

 

"Las personas designadas son las mismas que nombró Zapatero para expoliar el Archivo de Salamanca. Sus votos dejaron reiteradamente en minoría al Alcalde de Salamanca y al representante de la Junta de Castilla y León, y dieron el visto bueno a la entrega del Patrimonio Histórico Español a la Generalitat de Cataluña, incluyendo los envíos ilegales a esa Comunidad Autónoma de documentos de Valencia, País Vasco, Murcia, Madrid, Castilla La Mancha, Cantabria, Asturias, Aragón y Andalucía", señala.

 

"Pedimos, por ello, la destitución fulminante del ministro Wert, aunque su culpa no pase de ser el tonto útil que estampa la firma sobre la Orden.  Si ni siquiera es capaz de nombrar a colaboradores leales, que lleven adelante la política que defendió en la oposición el Partido Popular, difícilmente se puede esperar de él una mínima resistencia a seguir entregando el Patrimonio Español a quienes se encaminan hacia la independencia y antes arramblan con cuanto pueden y les dejan", arguenta.

 

"Pedimos la destitución fulminante de José María Lassalle, Secretario de Estado de Cultura, hombre que ejerce de hecho la representación de la Generalitat de Cataluña en Madrid. Casado con una diputada del sector más nacionalista radical del PSC, toma las decisiones sobre el Archivo de Salamanca antes en la cama que en Moncloa o en la calle Génova"

 

Solicitan la destitución fulminante de Severiano Hernández, Subdirector General de los Archivos Estatales, "nombrado por Zapatero y mantenido en el cargo por Wert. Cerebro del expolio del Archivo de Salamanca, su labor en el ministerio ha sido encubrir los delitos cometidos y continuar con la labor que le encomendó el anterior Presidente del Gobierno"

 

Ha llegado el momento de que Mariano Rajoy se pronuncie con rotundidad. "En favor de España, en favor de los millones de catalanes que se sienten españoles. El Ministerio de Cultura le ha puesto en el disparadero: ha nombrado a sus enemigos al frente del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica. La pelota está en su tejado. O cede al chantaje de los independentistas o apuesta por España. El Patrimonio Documental Español, conservado en el Archivo de Salamanca, será el testigo mudo de su decisión".