El árbitro, protagonista inesperado en el amistoso entre Unionistas CF y CD Guijuelo

Trío arbitral en el Unionistas CF - Guijuelo (Foto: De la Peña)
Ver album

El partido amistoso, programado a las 12.00 horas, comenzó 30 minutos más tarde porque el trío arbitral apareció en el campo a las 11.58 horas y con exigencias hacia los jugadores y decisiones controvertidas.

El partido amistoso que han disputado Unionistas CF y CD Guijuelo ha contado con un protagonista inesperado... el colegiado Muriel Isidro, quien con sus dos asistentes han tenido un mayor protagonismo del esperado.

 

En primero lugar, el partido estaba fijada para las 12.00 horas y los jugadores estaban ya preparados a esa hora en el terreno de juego, pero el choque no comenzaba. Y es que, el trío arbitral llegó al campo solo dos minutos antes de esa hora, por lo que el inicio del mismo se demoró hasta las 12.30 horas.

 

Además, una vez que los jugadores habían salido ya al terreno de juego, tuvieron que volver a vestuarios para salir con el trío arbitral a la cabeza. Una vez allí, los capitanes de ambos equipos les recriminaron su actitud y el hecho de que el choque comenzase con 30 minutos de retraso.

 

Pero no todo quedó ahí porque antes de saltar al terreno de juego, el árbitro hizo que el portero del CD Guijuelo entrase de nuevo al vestuario porque no le permitieron jugar con mallas debajo del pantalón. "Ni que fuera un partido de Champions", aseguraron entre risas los jugadores.

 

Una vez que comenzó el choque, algunos jugadores estuvieron más pendientes del árbitro y de su actuación, impropia de un partido amistoso, que del propio choque y eso dice muy poco del trío arbitral. Raúl Ruiz amonestado, Borja expulsado, una mano de Obispo dentro del área que fue castigada con mano del CD Guijuelo... y al final hubo que pagar, claro.

Noticias relacionadas