El apeadero de La Alamedilla: un vertedero en pleno centro de Salamanca
Cyl dots mini

El apeadero de La Alamedilla: un vertedero en pleno centro de Salamanca

En 2017 la empresa estatal propietaria de las estaciones anunció una partida para arreglarlo, pero no se ha hecho aún nada. El paso subterráneo es de titularidad municipal.

En agosto de 2017, Adif anunció el arreglo del apeadero de La Alamedilla. La empresa estatal propietaria de las estaciones aseguró entonces que iba a actuar en la reparación de cuatro luminarias, la retirada de dos bancos y la instalación de nueva señalización. Sin embargo, ocho meses después la situación de este céntrico lugar no solo no se ha reparado, sino que ha empeorado sustancialmente. 

 

La basura se acumula en forma de vertedero a lo largo de todo el paso de vía que hay en el apeadero, junto a un colegio -Rufino Blanco-, un instituto -Martínez Uribarri-, una piscina municipal y dos calles muy transitadas como son la avenida Campoamor y la calle Parque de La Alamedilla. Botellas, tetra briks, latas de refresco, bolsas de aperitivos, así como colillas y otros restos orgánicos forman un verdadero reguero de residuos perfectamente visibles tanto desde el paso elevado que cruza la vía, como desde el llamado paseo del Ferrocarril, junto al parque de La Alamedilla. 

 

Pero el paso subterráneo, que es de titularidad municipal, ha llegado a un punto tal de abandono, que muestra no solo basura y graffitis, sino desconchones fruto de incendios provocados, además de una falta de iluminación y malos olores que lo hacen por momentos instransitable.

 

En el caso de esta estación de la capital, se trata de un punto de llegada de muchos trenes, ya que los de media distancia que hacen la conexion a Madrid por Ávila y a Palencia y Valladolid acaban allí su trayecto aunque salgan de la estación principal de Vialia.