El apeadero de La Alamedilla estará cortado por obras todo el mes de agosto

Adif tiene previsto un corte total de tráfico del 3 al 28 de agosto para adaptar el andén y el falso túnel a la electrificación. 

El apeadero de La Alamedilla estará todo el mes de agosto en obras y cortado al tráfico de trenes. Así lo tiene previsto Adif en la edición de junio del catálogo de restricciones al tráfico ferroviario. En ese documento se recoge que el apeadero del centro de Salamanca estará totalmente cortado del 3 al 28 de agosto para ejecutar las obras de rebaja de altura necesarias para la electrificación de la línea, adjudicadas a finales de 2019.

 

El apeadero da servicio a las conexiones ferroviarias con Valladolid, que tienen en este punto su última parada. También es punto de paso de trenes de mercancías y para los viajes escolares de Renfe. En principio estará cortado totalmente en agosto, aunque la duración prevista de todas las obras del proyecto es de 12 meses. Servirá para actualizar el apeadero, que hace años que pide obras para renovar accesos, cartelería o bancos. 

 

El apeadero va a ser totalmente derruido como parte de las obras necesarias para adaptar las catenarias y la infraestructura de la electrificación de la línea. El andén no da las medidas, como tampoco el falso túnel de 350 metros que llega hasta el parque de los Jesuitas. De paso, Adif podría aprovechar para adecentar el paso inferior, lleno de pintadas y suciedad desde hace años. 

 

El motivo es que, cuando se aprobó el proyecto de la electrificación, una inversión de decenas de millones de euros, se hizo a la espera de comprobar qué medidas había que tomar para adaptar el trazado convencional a las nuevas condiciones técnicas, lo que incluye barios viaductos, el apeadero o el túnel. La inversión es de unos 5 millones de euros.

 

EL TÚNEL Y EL ANDÉN

 

En el caso del falso túnel, de 350 metros, que lleva la vía desde el apeadero a la altura del parque de Los Jesuitas, no da la altura necesaria por lo que se tendrá que rebajar la plataforma en 49 centímetros. Dentro de este tramo de rebaje se ubica el paso inferior peatonal que tiene un gálibo vertical de 2 metros. Para no disminuir esta altura, ya reducida, se ha proyectado que la vía a esta altura sea en placa en vez de balasto, de forma que la diferencia entre espesores de superestructura absorba el rebaje necesario.

 

En cuanto al apeadero de La Alamedilla, en el andén existente, se ha comprobado que la distancia a borde de andén actual no cumple con la normativa vigente. Este hecho, unido a que, como consecuencia del rebaje a realizar en la zona del soterramiento, la altura actual del andén superaría en 30 centímetros el valor establecido por las especificaciones técnicas de infraestructura, se ha considerado la demolición del andén existente y la construcción de uno nuevo con una altura de  760 mm sobre cota de carril y distancia a borde de andén de 1,765 m.