El antropólogo forense Francisco Etxeberria Gabilondo, en la Facultad de Geografía

Ofrecerá mañana, 25 de febrero, una conferencia invitado por la Asociación Salamanca Memoria y Justicia. La cita es a las siete de la tarde en el Salón de Grados.

La Asociación Salamanca Memoria y Justicia ha organizado mañana jueves, 25 de febrero de 2016, una conferencia a cargo del antropólogo forense Francisco Etxeberria Gabilondo, en el Salón de Grados de la Facultad de Geografía e Historia, a las 19.00 horas.

 

Francisco Etxeberria Gabilondo es profesor titular de Medicina legal en la Universidad del País Vasco, presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y de su departamento de Antropología física y subdirector del Instituto Vasco de Criminología.

 

Algunos de sus estudios forenses han tenido especial relevancia social y han contado por ello con una amplia difusión. Ha participado como perito judicial en muchos procesos judiciales, dentro y fuera de España, incluyendo casos de torturas por parte de las fuerzas del orden españolas y en el Caso Lasa y Zabala. Sus críticas a los estamentos judiciales españoles en relación con la tortura y la impunidad que, a su entender, se da en ese grave asunto, son durísimas. En marzo de 2014 el Gobierno Vasco le encargó que dirigiera la elaboración de una investigación sobre la tortura en el País Vasco entre 1960 y 2010, con el objetivo de desvelar su incidencia real en dicho periodo y «establecer las conclusiones en materia de reconocimiento, reparación y prevención que pudieran tener lugar».

 

Desde el año 2000, ha participado activamente en la exhumación de fosas de personas asesinadas y desaparecidas durante la Guerra Civil Española y la posteriordictadura franquista. En ese año exhumó en León la primera fosa común que contenía restos de trece desaparecidos durante la dictadura franquista. Etxeberría ha formado un equipo de trabajo compuesto por historiadores, antropólogos, médicos forenses, arqueólogos, psicólogos, además de otros voluntarios También asesoró, junto a otros expertos, al juez Baltasar Garzón en su causa sobre la Memoria histórica de la Guerra Civil Española y el franquismo.

 

En el ámbito internacional, participó, en 2009, en la exhumación y autopsia de los restos del cantautor chileno Víctor Jara, que fue asesinado durante el golpe de estado de Augusto Pinochet en 1973. Participó, asimismo, en el análisis realizado en 2011 sobre los restos del expresidente chileno Salvador Allendecasi cuarenta años después de su muerte. Ese estudio permitió concluir que Salvador Allende se había suicidado y, por tanto, no había sido asesinado.

 

A petición de la madre de los niños desaparecidos, Etxeberria realizó un informe pericial que reveló la existencia de fragmentos óseos humanos (que podrían corresponder a niños de dos y seis años) en los restos de una hoguera encontrada en la finca familiar de José Bretón, padre de dichos niños y presunto autor de su desaparición. Este decisivo informe contradecía el estudio efectuado por la antropóloga forense de la policía científica, Josefina Lamas, según el cual los huesos eran de animales, y fue confirmado por un tercer análisis, hecho por el antropólogo José María Bermúdez de Castro. Este caso había conmocionado a la opinión pública española y el informe de Etxeberria alcanzó una gran resonancia en los medios de comunicación.

 

Francisco Etxeberria formó parte de un equipo multidisciplinar para identificar los restos del escritor español Miguel de Cervantes que se encontraban en algún lugar delConvento de las Trinitarias Descalzas de Madrid. Como resultado de las investigaciones históricas, antropológicas y forenses de diversos cuerpos inhumados, los investigadores concluyeron en marzo de 2015 que se podía establecer que algunos restos óseos eran los del escritor y también los de su esposa aunque sin poderlo afirmar con certeza absoluta.