Actualizado 04:10 CET Versión escritorio
Salamanca

El antiguo campo de fútbol del Monterrey, ¿convertido en pisos?

MUNICIPAL

El solar donde está el histórico campo de fútbol del Rollo es urbano y edificable. Tras años de gran actividad, lleva tiempo abandonado.

Publicado el 09.12.2019

El que fuera antiguo campo de fútbol del Monterrey es uno de los últimos terrenos de juego de tierra que quedan en un Salamanca que, progresivamente, ha ido cambiando esta superficie por el césped artificial. De hecho, en breve el segundo campo de fútbol de La Salud, en Pizarrales, pasará a ser de hierba sintética con lo que ya no habrá campos de titularidad municipal de tierra.

 

A día de hoy son pocos los campos de fútbol de tierra que quedan en Salamanca, y solamente uno se usa. Se trata del que tienen los Agustinos en sus instalaciones, que todavía alberga partidos de sus equipos. Hay otros, pero ya no se usan o se utilizan solo para actividades escolares. Se trata de los de Calasanz, Trinitarios, Maristas, el citado de Agustinos o uno de los últimos en dejar de usarse, el de la carretera de Aldealengua.

 

El campo del Rollo se ha estado usando hasta hace pocos años para competiciones no federadas, pero es conocido porque fue el terreno de juego del Monterrey hace tiempo. Ahora mismo está abandonado, pero llegó a albergar una gran actividad de partidos todos los fines de semana. Los entendidos destacaban sus buenas dimensiones, aunque sus instalaciones eran precarias.

 

Este campo es un histórico del fútbol en Salamanca y, hoy por hoy, su futuro es una incógnita, pero es más que probable que acabe convertido en pisos. El terreno es propiedad de una promotora local y, según los datos del PGOU, es suelo urgano no consolidado y está sin edificar, pero puede albergar construcción residencial. Hace unos días, se ha presentado un estudio de detalle para hacer pisos en un solar muy cercano.

 

 

Según su ficha, el solar donde ahora está el campo de fútbol del Rollo puede albergar hasta 113 pisos en bloque abierto y edificación en manzana compacta o entre medianeras. Podrán construirse un máximo de cinco plantas, con ático, pero no se permite bajocubierta. Su futuro está muy definido y es más que probable que pronto se convierta en una nueva promoción de pisos.

COMENTARComentarios