"El alcohol etílico o el gel desinfectante casero resultan más agresivos para la piel que los comercializados"

Álex Viñolas, dermatólogo del Servicio de Dermatología del CAUSA

Álex Viñolas Cuadros, dermatólogo del Servicio de Dermatología del CAUSA en Salamanca, asegura que los consumidores deberían adquirir únicamente productos correctamente etiquetados.

En medio de la pandemia por coronavirus que azota al mundo entero, las autoridades sanitarias hacen constantemente hincapié en la importancia de lavarnos las manos a menudo. El jabón insisten en que es suficiente, siempre y cuando se haga durante el tiempo y forma que proceden.

 

No obstante también el desinfectante es una de las medidas más eficaces para combatir una posible transmisión siempre y cuando se use con las manos secas. Desde hace más de cuatro meses, las farmacias y demás establecimientos tratan de abastecer sus stocks de gel de manos, hasta hace poco, casi siempre agotados. 

 

Y es que, son muchas las 'recetas' que podemos encontrar de este higienizante, ya sea en páginas webs como en vídeos de Youtube. Hay que dejar claro antes de nada que estos geles para tener cierta efectividad deben tener al menos un 60% de alcohol.

 

El alcohol es el ingrediente activo y si cae por debajo del 60 por ciento, la efectividad cae drásticamente. Esto hace que la receta casera sea potencialmente dañina para muchos, especialmente personas con afecciones en la piel o sencillamente piel sensible (niños y personas mayores principalmente).

 

En opinión de la especialista, Álex Viñolas Cuadros, dermatólogo del Servicio de Dermatología del CAUSA en Salamanca, "la aplicación directa de alcohol etílico (utilizado para desinfectar heridas) o el uso de soluciones hidroalcohólicas caseras (sin eficacia ni seguridad testadas), las cuales pueden resultar bastante más agresivas para la piel que los geles comercializados. Los consumidores deberían adquirir únicamente productos correctamente etiquetados".

 

-¿Son todos los geles igual de efectivos para eliminar al virus?, ¿Cuánto tiempo duran en la piel?

-"No. La finalidad de los geles hidroalcohólicos es desinfectar la piel de las manos y ayudar a prevenir posibles contagios. Debido a la pandemia por COVID-19 se ha producido un aumento en su demanda, lo que ha generado que en el mercado estén disponibles gran cantidad de geles, de los cuales algunos son de carácter cosmético. Para que un producto cumpla con el objetivo de eliminar microorganismos se debe encontrar dentro del grupo de los denominados 'biocidas para la higiene humana', regulados por el Parlamento Europeo y del Consejo (Anexo V del Reglamento 528/2012) y que para su comercialización en España requieren de autorización previa por parte de la Asociación Española de Medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS). En concreto, la eficacia viricida (capacidad para eliminar virus) del producto debe estar además demostrada conforme a lo especificado en la Norma UNE-EN 14476:2014+A1:2015 para antisépticos y desinfectantes químicos. La propia AEMPS publica en su página web el listado actualizado de aquellos antisépticos que así lo han demostrado.

 

En cuanto a su duración, la parte alcohólica del producto se mantiene durante unos segundos tras la aplicación (lo que tarda en evaporarse). El resto de los excipientes que pueda contener el gel, y que dependerán de cada fabricante, pueden permanecer por un mayor tiempo en la piel".

 

-¿Pueden quemar producir problemas en las manos si se utilizan en exceso?

-"El uso de geles hidroalcohólicos de forma frecuente, como se requiere en la situación epidemiológica actual, puede derivar en algunos problemas dermatológicos si no se realiza de forma apropiada. Estos geles están formados por soluciones hidroalcohólicas con contenidos en alcohol superiores al 60%. Tras su aplicación repetida pueden causar sequedad de la piel y un eccema irritativo de contacto, en última instancia, que se manifiesta en forma de picor, escozor, rojeces, grietas y descamación.

 

Por otro lado, las personas con problemas dermatológicos de base, como la dermatitis atópica, pueden ser más propensas a padecer dichos efectos. La sobreinfección de patología cutánea ya instaurada también puede ser un daño colateral derivado del uso de este tipo de productos, al perderse la integridad y la funcionalidad de la barrera cutánea, una de las primeras líneas de defensa contra agentes externos (bacterias, virus…) de las que disponemos".

 

-¿Qué pasa si utilizas gel y te expones al sol?, ¿Salen manchas o quemaduras?

-"Con la exposición solar ambiental de las manos en condiciones habituales del día a día no es esperable un aumento en la frecuencia de estas lesiones. El problema se presenta con su uso en situaciones de exposición solar recreacional (piscinas, playas…), que dan inicio en estas fechas y que son tan frecuentes en nuestro país. Como comentaba, su alto porcentaje en alcohol en combinación con la exposición solar podría facilitar la aparición de quemaduras en la piel y, en consecuencia, de alteraciones en su pigmentación (manchas)".

 

-¿Es aconsejable utilizarlos en piscinas y playas?

-"La aplicación de geles hidroalcohólicos en piscinas, playas u otros ambientes de exposición solar intensa puede seguir realizándose, siguiendo una serie de precauciones. Tras la evaporación del producto se debe aplicar encima un protector solar libre de alcohol siguiendo de forma estricta las pautas de protección habituales. La exposición solar debe ser gradual, evitando las horas centrales del día (de las 11.00 a 17.00 horas) y combinando el uso de medidas físicas (gorros, gafas, sombrillas…) con fotoprotectores dotados con factores FPS elevados (30 a 50+). En caso de no poder asegurar un correcto cumplimiento de estas medidas, sería desaconsejable su uso, pudiendo realizar como alternativa la higiene de manos de forma convencional mediante el lavado con agua y jabón".

 

-¿Han tenido algún caso concreto en el que a un paciente le haya dado reacción de algún tipo?, ¿Y quemaduras?

-"Sí. Han acudido a nuestras consultas pacientes con eccema irritativo de las manos por el uso de geles hidroalcohólicos o por el lavado frecuente de manos. Principalmente los pacientes que consultan son aquellos que laboralmente se encuentran más expuestos al contagio y a la propagación del virus (sector sanitario, sector hostelero, cuerpos de seguridad…), y que realizan con mayor frecuencia ambos procedimientos. A título personal, no he atendido por el momento ninguna consulta por quemadura solar de las manos en relación con el uso de geles hidroalcohólicos, aunque eso no implica que no pueda ocurrir".

 

-¿Pueden utilizar el gel los más pequeños? Al ser una piel sensible si están expuestos al sol, ¿tienen mayor riesgo de sufrir una quemadura?

-"La piel de los bebés y niños pequeños presenta un menor grosor que la de un adulto y las estructuras que la componen pueden ser funcionalmente inmaduras, lo que puede justificar un aumento en el riesgo de absorción de sustancias aplicadas sobre su piel. Por el mismo motivo, pueden ser más susceptibles a padecer quemaduras con la exposición solar.

 

Los fabricantes de geles hidroalcohólicos no recomiendan su uso en menores de 2 años, por el riesgo de ingestión accidental y de una posible intoxicación. Una buena opción en ellos puede ser el lavado de las manos con agua y jabón. En el caso de los niños más mayores, el uso de geles hidroacohólicos podría realizarse en aquellas situaciones en las que no se dispusiera de agua y jabón, siempre en la cantidad justa y bajo la estricta vigilancia de los padres. Es importante evitar el contacto del producto recién aplicado con los ojos o la boca.

 

De todos modos, ningún niño menor a 12 meses debería someterse a una exposición solar de tipo recreacional (con o sin el uso de soluciones hidroalcohólicas). Gran parte de la patología oncológica cutánea que aparece en la edad adulta tiene su explicación en las quemaduras solares en la infancia. Los padres deberían tener en cuenta esta información y, en el caso de niños más mayores que sí se vayan a exponer al sol, cumplir de forma muy estricta las medidas de fotoprotección comentadas anteriormente".

 

-¿Cómo se recomienda cuidar las manos para evitar los efectos en la piel?

-"Para prevenir la aparición o el empeoramiento de los problemas cutáneos, derivados tanto del uso de geles hidroalcohólicos, como del lavado frecuente de manos, se deben mantener las manos limpias y evitar que estén húmedas. Se recomienda realizar la higiene con agua y jabones antisépticos o neutros que mantengan el manto ácido de la piel.

 

Una pauta recomendable con la que evitar el lavado y/o el uso de geles abusivo, sería realizar la higiene de las manos con agua y jabón antes de salir de casa, antes de comer, después de ir al baño y cada vez que se presenten suciedad o contaminación con fluidos corporales que pudieran estar contaminados (saliva, por ejemplo). El resto de la higiene se podría realizar con el uso de los geles hidroalcohólicos. Tras cada limpieza de manos se debe proceder a la aplicación de cremas hidratantes emolientes y tantas veces como se pueda. Será fundamental la hidratación de la piel con dichas cremas antes del descanso nocturno, cuando permanecerán por un mayor tiempo aplicadas y podrán ejercer una mayor hidratación de la piel.

 

Aquellas personas con problemas dermatológicos de base deberán realizar un correcto tratamiento de estos y, de ser persistentes, abordarlos bajo la supervisión de un dermatólogo".

 

-¿Se pueden utilizar en alguna zona más? Por ejemplo, brazo, antebrazo, codo…

-"El uso de los geles hidroalcohólicos puede ser extensible a otras zonas de los miembros superiores, aunque esto no suele ser necesario dado que la zona de mayor riesgo de contacto con vectores del virus son las manos. Bajo ningún concepto se deben aplicar dichos productos fuera de éstas o con otras finalidades, donde pudiera ser incluso perjudicial. Por ejemplo, aplicarlo en la cara pudiera causar, en el menor de los casos, picor o irritación en los ojos, siendo posible también la aparición de lesiones oculares de mayor gravedad.

 

Por último, merece la pena comentar un tipo de prácticas extendidas, como son la aplicación directa de alcohol etílico (utilizado para desinfectar heridas) o el uso de soluciones hidroalcohólicas caseras (sin eficacia ni seguridad testadas), las cuales pueden resultar bastante más agresivas para la piel que los geles comercializados. Los consumidores deberían adquirir únicamente productos correctamente etiquetados".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: