"El alcalde de Los Santos vuelve a ser condenado por despido improcedente de una trabajadora"

PSOE

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Los Santos María Dolores Merino, considera que la prepotencia y el capricho por parte del alcalde Juan Morato, son las únicas razones que están detrás de este nuevo despido de la actual directora de la residencia.

Una sentencia del Juzgado de lo Social nº1 de Salamanca ha calificado como “improcedente” el despido de la directora de la residencia de mayores en el municipio salmantino de Los Santos efectuado por el alcalde del Partido Popular en esta localidad, Juan Morato.

 

En la sentencia, en la que se dice que el motivo aducido por el primer edil, “pérdida de confianza” ni es determinante y ni siquiera está demostrado ni comprobado, se condena al Ayuntamiento a pagar una indemnización y los salarios que le correspondan a la trabajadora municipal despedida de manera improcedente, dinero que saldrá de las arcas municipales y, por tanto, del bolsillo de todos los vecinos de Los Santos.

 

Este es el segundo despido improcedente que recae sobre las espaldas del alcalde popular de Los Santos, Juan Morato. Al cese de esta trabajadora, actual directora de la residencia de mayores y que llevaba pocos meses en el cargo, se suma el despido de la anterior persona o directora en este centro municipal, la residencia de la 3ª edad, que también fue despedida tras diecisiete años en el puesto sin que hubiera queja ni incumplimiento laboral por parte de ella durante este tiempo, despido que fue anulado, y a la que hubo que indemnizar con cerca de 52.000 euros de dinero público salido de la caja del Consistorio.

 

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Los Santos María Dolores Merino, considera que la prepotencia y el capricho por parte del alcalde Juan Morato, son las únicas razones que están detrás de este nuevo despido de la actual directora de la residencia, a la que remitió la carta con esta decisión, el día antes de su reincorporación tras disfrutar del permiso legal que le correspondía después de contraer matrimonio, y que constituye, como poco y entre otras cosas, un nuevo despilfarro en la gestión municipal.

 

Una actuación caciquil, dictatorial que también estuvo presente en el anterior despido, realizado de forma unilateral, sin consultar ni llevar el asunto a Pleno, y de lo que el señor alcalde alardeo reconociendo ante el mismo juez la improcedencia del mismo.

 

El Grupo Municipal Socialista insiste para que la plaza de director/ra de la residencia de mayores de la localidad salga a concurso mediante convocatoria pública de manera legal, pues a día de hoy dicho puesto, y tras los dos despidos improcedentes anteriores, ha vuelto a ser ocupada de nuevo por  una persona designada por el alcalde, sin que haya existido ni se hayan dado las garantías de publicidad, mérito o capacidad en los aspirantes que quisieran optar a dicha plaza y tal y como corresponde a la oferta de empleo público o de estas características.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: