El alcalde de León vuelve a la carga: "los leoneses no se sienten castellanos" y defiende la reapertura del debate

Ha pedido que "no se menosprecie" a aquellos que hablen de autogobierno o reconocimiento de derechos, ya que todo lo emitido hasta el momento "no es más que un reconocimiento explícito de lo que fue el Reino de León".

El alcalde de León, José Antonio Diez, ha destacado que los leoneses "se sienten leoneses y no castellanos" y ha defendido la reapertura del debate autonómico, pero siempre "al amparo de la Constitución".

 

Así lo ha indicado en el acto institucional del Día de la Constitución en el que ha reconocido "el derecho de autonomía de las nacionalidades y regiones que integran la nación española" entre las que se encuentra la leonesa.

 

En este sentido, ha reconocido que "es lícito" reabrir el debate que tiene como objetivo reconocer los derechos de los leoneses "de tener equidad y justicia" con el resto de los españoles.

 

Diez ha criticado que se haya tachado "de inoportuna y oportunista" la reivindicación y ha destacado que "es un derecho y una obligación" la de luchar por conseguir un mejor trato para una región a la que debe "reconocerse sus características propias".

 

Por ello, no ha escondido que quizá sea necesaria "una reforma del mapa de las autonomías amparado por la propia Constitución" y ha vuelto a incidir en que "en ningún momento" ha dicho que se quiera salir de ella.

 

En esta línea, ha pedido que "no se menosprecie" a aquellos que hablen de autogobierno o reconocimiento de derechos, ya que todo lo emitido hasta el momento "no es más que un reconocimiento explícito de lo que fue el Reino de León".

 

El alcalde de León ha recordado que muchos han querido "desacreditar el debate" hablando de la división de España "o mofándose" de quienes apelan al autogobierno, en una crítica que iba dirigida a Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

 

Además, ha señalado que "no se ha conseguido crear un vínculo artificial" y se muestra en las diferencias culturales, sociales y económicas que sufre este territorio "tras su vertebración territorial actual".

 

Todo ello, le ha llevado a reclamar que León debe ser reconocida "por su idiosincrasia e historia propia", además de su aportación "al ser cuna del parlamentarismo" su Reino de León en el pasado.

 

Por último, ha refrendado su compromiso "con León y los leoneses" y ha explicado que a partir de ahora "se abre un largo camino" que, ha avanzado, "no supondrá ningún perjuicio" para esta tierra.