El alcalde avisa del cierre de las ayudas del ARI si no hay solicitudes

El casco histórico de Peñaranda de Bracamonte podría quedarse sin las ayudas contempladas en el ARI

El primer edil peñarandino, José Antonio Jiménez Barcala, anunció que las ayudas contempladas por la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Fomento y el propio Ayuntamiento podrían terminar antes de lo previsto si no hay solicitudes

En un principio, el Área de Rehabilitación Integral, contemplaba una inversión que rondaba los seis millones de euros para la rehabilitación de 300 viviendas, así como la mejora de los espacios públicos contemplados en el casco histórico de la ciudad. Sin embargo, el alcalde de Peñaranda, José Antonio Jiménez Barcala, avisó que si no hay solicitudes se tendrá que terminar el programa, perdiéndose las ayudas previstas. 

 

En este sentido, el primer edil peñarandino animó una vez más a los propietarios de las viviendas contempladas dentro del Área de Rehabilitación Integral para que ejecuten cuanto antes estas reformas.

 

Jiménez Barcala comentó que se han puesto en contacto con algunos de los propietarios para animarles a que se acojan a estas subvenciones y mejoren sus edificios, pero que han mostrado su disposición a venderlos más que a reformarlos. 

 

El alcalde de Peñaranda explicó que si no se llevan a cabo las reformas contempladas se tendrá que cerrar también el programa debido a que no se puede mantener los costes fijos como el mantenimiento de la oficina y de los trabajadores. Esta situación, según el primer edil peñarandino, no es nueva y se está dando en otros municipios.