El acusado de matar al taxista niega haber estado en Salamanca

Juzgados. Es la primera vez que declara ante el juez.
E. G.

El joven de 21 años y de iniciales M. G. B., que el pasado día 3 de noviembre fue arrestado en Lalín (Pontevedra) acusado de ser el presunto autor de los disparos que acabaron con la vida del taxista Ángel Sánchez –a finales de abril– testificó ayer ante el juez en una declaración indagatoria. En su declaración aseguró que en el momento de los hechos no se encontraba en Salamanca, según informaron fuentes consultadas por este periódico.

El imputado, que permanece desde primeros de diciembre en la cárcel palentina de Dueñas –para evitar posibles represalias en el centro penitenciario de Topas– acudió a primera hora de la mañana a los Juzgados de Colón donde compareció ante el juez. Por primera vez el acusado decidió contestar a las preguntas del magistrado y de su abogada, pero se acogió a su derecho a no declarar ante el interrogatorio del abogado de la acusación particular.

En su declaración, además de negar haber permanecido en Salamanca el día de la muerte del taxista, señaló que el coche Audi TT pertenece a su madre y que él no lo conduce, según las citadas fuentes. Respecto a que había sido visto en una gasolinera en El Cubo del Vino, en Zamora, confirmó que había estado con su madre repostando allí, pero puntualizó que era la progenitora la que conducía y que se limitó a bajar del vehículo para pagar. También relató que en abril huyó del citado municipio, donde tiene familia, con destino a Lalín porque tiene una orden de búqueda por un delito de robo con violencia.

Por último, negó que el móvil sobre el que realizaron los agentes un seguimiento fuera suyo.

En este mes, el magistrado instructor de la causa imputó a M. G. B. un delito de asesinato consumado con dolo eventual por el disparo que causó la muerte del taxista; además de un delito de asesinato en grado de tentativa, ya que el destinatario del disparo era el cliente que viajaba en el asiento del copiloto; un delito de tenencia ilícita de armas; otro de falsedad documental por utilizar el DNI de su hermano; un delito de usurpación de estado civil y un delito contra la seguridad vial por conducir sin carné.

Frente a los otros seis imputados, sólo la suegra, de iniciales M. J. H. I. está imputada por un delito de encubrimiento. El juez archivó la causa del resto de imputados y decretó el sobreseimiento provisional.