El acusado de incendiar un camión lleno de paja en Vitigudino reconoce los hechos: "Prendí la carga con un mechero"
Cyl dots mini

El acusado de incendiar un camión lleno de paja en Vitigudino reconoce los hechos: "Prendí la carga con un mechero"

El acusado en la Audiencia Provincial de Salamanca (Foto: T. Navarro)

El acusado, J.C.O., se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial y se enfrenta a una pena de prisión de 4 años. 

La Audiencia Provincial de Salamanca acoge en la mañana de este miércoles, 19 de mayo, un juicio contra J.C.O., acusado de incendiar un camión de paja en pleno centro de Vitigudino, concretamente en la Plaza Santiago Martín el pasado 10 de julio de 2015. 

 

Al parecer, el joven, natural de Zamora y que por aquel entonces tenía 31 años de edad, residía en un centro de personas con discapacidad del citado municipio salmantino. Vivía en pisos tutelados y salía sólo o acompañado de sus compañeros a pasear. 

 

El día de los hechos, "salí con uno de mis compañeros, estuvimos tomando una cerveza", momento en el que vio el camión cargado de paja. "Volvimos a casa y decidí regresar al lugar yo sólo", momento en el que decidió prender la carga, "con un mechero de color amarillo". 

 

Según su propio relato, el acusado ha asegurado "no" conocer al conductor del camión y achaca su delito a la consumo de drogas, "días antes de los hechos fumé porros, algo que ya anteriormente me había cambiado la personalidad", de hecho, tenía una orden de alejamiento de sus padres por su comportamiento agresivo. "Ya no lo voy a volver hacer más", ha asegurado. 

 

Al parecer, y según él mismo ha respondido a las preguntas de la Fiscalía, no es la primera vez que comete un hecho de este tipo, ya que anteriormente, mientras se encontraba residiendo en otro centro de Zamora ya fue condenado a 4 meses de cárcel por incendiar contenedores. 

 

Finalmente, uno de los agentes de la Guardia Civil encargado de la investigación ha asegurado que el joven "sabía distinguir perfectamente lo que está bien de lo que está mal".

 

Ahora, la Fiscalía de Salamanca le solicita una condena de cuatro años de prisión por un delito de daños con la agravante de reincidencia además de un pago de 3.240 euros y una indemnización total de 59.486 euros para los perjudicados, entre ellos, dueños de algunas viviendas que se encontraban alrededor y que también se vieron perjudicadas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: