El acercamiento entre PP y Cs en la Junta abre la senda al reparto de concejalías en el Ayuntamiento de Salamanca
Cyl dots mini

El acercamiento entre PP y Cs en la Junta abre la senda al reparto de concejalías en el Ayuntamiento de Salamanca

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo.

Cs y PP ya negocian el gobierno regional y harán lo propio en el municipal, donde García Carbayo ha ofrecido a los concejales 'naranjas' carteras municipales.

La decisión firme de Cs de apostar por un acuerdo con el PP para gobernar la Junta de Castilla y León va a dejar el camino expedito para replicar el pacto en el Ayuntamiento de Salamanca. Tanto es así, que el candidato a alcalde de los populares ya habla abiertamente de reparto de concejalías. Algo que podrá concretarse en la inminente ronda de negociaciones que se guiará por las pautas de la vista en Castilla y León.

 

La situación parece plenamente encauzada, tanto en la negociación regional como en Salamanca, y a pesar de que aquí no se han iniciado unas conversaciones que se esperan próximas. El hecho de que Cs haya calificado de satisfactoria la primera reunión de este miércoles por la Junta, a pesar de que un juzgado ha abierto diligencias para investigar un posible fraude en las primarias que encumbraron a Mañueco como presidente del PP regional, parece un claro indicativo. Y que la formación 'naranja' prefiera al PP y no vaya siquiera a sentarse con el PSOE de Tudanca a pesar de ser la fuerza más votada confirma la hoja de ruta.

 

En el caso de Salamanca, Cs tiene la experiencia de los últimos cuatro años, cuando ya apoyaron a un gobierno en minoría, primero con Mañueco y luego con García Carbayo. Ahora, el PP sigue necesitando esos votos tras cosechar su peor resultado en el municipio, pero todavía con 11 concejales. Cuenta con la ventaja de que Cs pretende sentarse primero con los populares y, si repite lo que va a ocurrir en Castilla y León, no lo hará con el PSOE salvo que fracase la opción del PP.

 

Eso dejaría sin opciones a los candidatos socialistas, tanto en la Junta (donde Tudanca ha ganado las elecciones) como en el ayuntamiento, donde José Luis Mateos se ha quedado a poco más de 1.500 votos y tiene solo un concejal menos, diez. Habrá que ver si el grupo municipal de Cs acepta la imposición de no reunirse siquiera con los socialistas.

 

Mientras tanto, el acuerdo por el Ayuntamiento se asemeja a una autopista. El candidato del PP, Carlos García Carbayo, ha ofrecido este miércoles concejalías delegadas para los cuatro concejales electos de Ciudadanos. "Ciudadanos tiene cuatro concejales y, si se diera el caso de que quiere formar parte del equipo de Gobierno, yo vería lógico que quisiera que esos cuatro concejales tuvieran delegaciones, pero, como no nos hemos sentado a hablar con Ciudadanos, no le puedo informar sobre ese tenor, porque no sé qué es lo que quiere, si quiere formar parte de un gobierno o si quiere un acuerdo programático; creo que es demasiado pronto para aventurar sobre esas cuestiones", ha dicho.

 

En este sentido, Ciudadanos tiene claro que quiere entrar en la composición del gobierno y que quiere concejalías con responsabilidad. Eso supondría hacer sitio a concejales 'naranjas' en la junta de gobierno, en forma de teniente de alcalde; y en el equipo de gobierno con la designación de sus ediles para carteras municipales. La negociación debe producirse en breve: dentro de menos de diez días es la investidura del nuevo alcalde.

Noticias relacionadas