El accidente de la carretera de Vecinos, en un tramo especialmente vigilado con radares por Tráfico

Accidente de tráfico en la carretera de Vecinos.

El tramo donde se ha producido el siniestro mortal de este lunes es uno de los elegidos por la DGT para colocar radares móviles.

El accidente que le ha costado la vida al conductor de una furgoneta este lunes en la carretera de Vecinos se ha producido en un tramo especialmente vigilado por la DGT. De hecho, es uno de los lugares donde tráfico ubica de manera preferente los radares móviles para controlar la velocidad de circulación.

 

Según la lista que publica la DGT, son 38 los radares repartidos por todas las carreteras de la provincia; además, se está buscando ubicación para uno más de tipo fijo. En la lista que contempla tráfico se encuentran dos tramos de esta CL-512, la carretera que une Salamanca con Vecinos; se trata de los puntos kilométricos 13.920 - 26.880 y 7.540 - 13.920, que suelen tener radares en ambos sentidos. Casi 20 kilómetros especialmente vigilados.

 

El accidente de este lunes se ha producido sobre las 11:15 horas en el kilómetro 22,900 de la CL-512, a tres kilómetros de la localidad, y dentro de uno de esos tramos de especial vigilancia por parte de Tráfico.

 

Hace unos años la DGT decidió cambiar su política de radares y empezar a reforzar la vigilancia de los límites de velocidad en carreteras secundarias, donde se producen el 70% de los accidentes con víctimas a pesar de soportar mucho menos tráfico que las grandes autovías y autopistas. Los radares fijos, repartidos por cajas, no se pueden tocar, pero sí se podía cambiar la ubicación del numeroso arsenal de cinemómetros móviles. Tras analizar la siniestralidad y el tráfico, se decidió colocarlos de manera preferente en una serie de tramos.