El alcalde reconoce que "mete presión" para detener a grafiteros y limpiar pintadas

Fernández Mañueco asume que se debe hacer un mayor esfuerzo para conseguir que las pintadas desaparezcan de la ciudad.

"Si hay que hacer mayor esfuerzo no sólo de planificación, sino de actuación inmediata, vamos a estar de acuerdo". Así se ha manifestado el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, a pregunta oral del PSOE sobre el plan de pintadas que se aprobó hace unos años y que no logra librar de pintadas a muchas zonas.

 

El alcalde, que ha calificado esta materia como un "ojito derecho" de su gestión", ha reconocido que tanto él como el concejal responsable "meten presión" a los responsables tanto de la limpieza, para que se limpien más pintadas, como sobre los responsables de detener "a los gamberros, no a los artistas, a los gamberros" que ejecutan pintadas. También ha comentado que reforzará el interés por la limpieza en la zona de protección patrimonial.

 

"Coincido en que hay que buscar el equilibrio entre generar oportunidades y el tránsito ordinario y haya sitio para los peatones. La calle no es de las terrazas, es de los peatones, pero también es una oportunidad para generar negocio y tenemos que buscar un equilibrio", ha dicho.