El ‘stock’ de vivienda nueva en Salamanca se reduce un 25% desde el año 2008

La provincia pasa de las 6.114 viviendas sin vender de 2008 a las 4.591 del pasado ejercicio 2011

El frenazo de la construcción, el pinchazo de la burbuja y los concursos de acreedores en las empresas dedicadas al sector inmobiliario y de la vivienda han provocado un descenso del ‘stock’ de pisos sin vender en la provincia de Salamanca, con un descenso del 25 en los últimos cuatro ejercicios.

AsĂ­ lo indican los datos del ministerio de Fomento, que revelan que en 2008, Salamanca contaba con 6.114 viviendas sin vender del total acumulado de EspaĂąa, siendo en ese momento la cuarta provincia de la Comunidad, aglutinando un 15% de los 40.003 pisos sin vender en la provincia.

Entre 20008 y 2009 se produjo un descenso de solo un 1,5% en el ‘stock’ de vivienda nueva sin vender en Salamanca, bajando hasta las 6.028, también en el cuarto puesto de Castilla y León que contaba en ese mismo año con 44.963 viviendas sin vender, un notable aumento en relación a 2008.

El mayor descenso en este periodo analizado tiene lugar entres los años 2009 y 2010 con un 13% menos de pisos nuevos sin vender, disminuyendo hasta los 5.270, mientras que en la comunidad la cifra alcanzaba 42.724, ya en saldo negativo, siendo la provincia la cuarta con mayor número de viviendas en ‘stock’.

Y por último, entre 2010 y 2011 también se produce un notable descenso (12%) en este mismo índice, bajando hasta las 4.591 viviendas en ‘stockaje’, cifra que representa un 11,3% del total de Castilla y León, ocupando de nuevo el cuarto lugar.

Además, en el ámbito nacional, la estimación oficial ejecutada por el Gobierno se sitúa en 680.000 unidades. No en vano, el ministerio de Fomento destaca ya en el plan de infraestructuras, transporte y vivienda (PITVI 2012-2024) que sus cálculos no incluyen la autopromoción de vivienda, es decir, la promovida por cooperativas, ya que de incluirse, alcanzarían las 900.000 viviendas, hecho que puede extrapolarse a la provincia de Salamanca con, quizá un pequeño aumento del ‘stock’ de cada año.