El 77% de los cebaderos de vacuno de Salamanca, calificado para exportar

(Foto: Chema Díez)

La Feria Agropecuaria de Salamanca, Salamaq 2018, ha celebrado una jornada profesional centrada en las posibilidades del sector del vacuno.

Tres son los grandes retos que tienen que afrontar los ganaderos de vacuno de carne salmantinos según el director general de Producción Agropecuaria, Óscar Sayagués. Afianzar el sector profesional, incrementar la cultura del cebo, y por último incrementar la fertilidad media. Así lo aseguró el responsable de la Junta de Castilla y León en la jornada profesional ‘Es posible ser sostenible y competitivo’, organizada por NANTA y celebrada en el Pabellón Central de Salamaq.

 

Pese a que comenzó con un poco de retraso, el salón de actos se llenó de personas interesadas en escuchar tanto la exposición de Sayagués, como la de los participantes en la mesa redonda celebrada posteriormente. Y es que se trata de un sector de peso no solo en la economía salmantina, sino también en la regional.

 

Comenzó el director general de Producción Agropecuaria afirmando que el vacuno de carne de Castilla y León, “está pasando un momento razonablemente bueno”, y los resultados así lo avalan. De hecho actualmente hay censadas 1,2 millones de cabezas, lo que supone un incremento del 12% respecto a 2010. Además, la aportación a las cuentas de la economía regional es de más de 570 millones de euros.

 

Respecto a si es posible ser sostenible y competitivo, Sayagués contestó con un sí rotundo y alegó que “hay medidas que está llevando el sector a cabo para reducir los gases de efecto invernadero” y cumplir así con la normativa europea. En este sentido, el responsable de la Junta quiso destacar que pese a ser un sector que recibe muchas críticas, “no es el que más contamina”, ya que se sitúa en cuarto puesto por detrás de los sectores de transporte, electricidad e industria.

 

En la exposición los asistentes también tuvieron la oportunidad de conocer otros datos interesantes, como por ejemplo los referentes al estatus sanitario de los animales. Así, Sayagués afirmó que el pasado año no se registró ningún caso de brucelosis bovina en Castilla y León, y que la tuberculosis tiene una evolución favorable, con una prevalencia un 60% más baja que hace 10 años, aunque sí reconoció que en la provincia de Salamanca se registró el pasado año un ligero repunte.

 

AUMENTO DE LAS EXPORTACIONES

 

Por otra parte, el director general de Producción Agropecuaria, explicó que en Salamanca el 77% de los cebaderos están calificados para exportar, y que unido a otros factores como el hecho de tener en Castilla y León un programa sanitario serio anima a los mercados. Además, puso como ejemplo a Turquía, que comenzó el pasado mes de junio a importar animales de Castilla y León.

 

En cuanto a la fertilidad, Sayagués recomendó a los ganaderos incrementar la fertilidad media, “nos supondría producir 50.000 terneros más, que si además los cebáramos aquí, supondría 55 millones de euros”. Por último el responsable de la Junta quiso destacar que Castilla y León es la que más figuras de calidad tiene en España en vacuno de carne: 3 IGP y 2 Marcas de Garantía, que en el caso de Salamanca son la IGP Carne de Morucha y la Marca de Garantía Ternera Charra.

 

Tras la exposición, Óscar Sayagués abrió el debate a los demás componentes de la mesa, que estaba formada por expertos como Olga Mínguez, jefa del servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Ganadería; Matilde Moro, directora técnica de ASOPROVAC; Juan Riera, jefe de producto de Vacuno de Carne de NANTA; Sebastián Hernández, representante de una empresa de exportación; y Juan Carlos Castillejo, director general de MSD.