El 67% de los cebaderos de la provincia de Salamanca ya son T3, con 480.000 animales saneados

(Foto: Chema Díez)

La provincia de Salamanca ha pasado en tres años, de contar con un 7% de los cebaderos con la máxima califciación sanitaria, a casi el 67% del total. Además, su índice de tuberculosis bovina en 2016 fue del 1,90%, haciendo al sector mucho más competitivo.

Buenas noticias para el sector ganadero de Salamanca. Se trata de la provincia de España con mayor número de cabezas de ganado bovino, y el número de explotaciones positivas ha disminuido del 5,63 % del año 2007 al 1,90 % en la actualidad. Esto quiere decir que, en 2016, se han detectado un 66,2 % de explotaciones positivas menos que en el año 2007, situándose por primera vez esta provincia por debajo del 2 % de explotaciones positivas por tuberculosis bovina.

 

Así lo ha indicado el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Junta de Castilla y León, Jorge Llorente, en su visita a Salamanca, indicando además que el número de cebaderos T3 (máxima calificación sanitaria en Tuberculosis) asciende a un 67% en la actualidad, por el 7% que se cosechó en el año 2016, un incremento notable.

 

Este hecho indica que el nivel de movimiento de animales es mucho mayor entre municipios y provincias, para lo que se ha realizado una división por territorios para facilitar y conocer al detalle los cebaderos que no cuentan con esa calificación y su ubicación.

 

Además, en la provincia de Salamanca se han saneado más cabezas de ganado que en ninguna otra provincia de Castilla y León, con 480.000 animales.

 

Así, la mejora sanitaria conlleva la posibilidad de ampliar el mercado de las explotaciones de Castilla y León ya que la nueva normativa a aplicar, bajo el paraguas del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina aprobado para España, permite a la Comunidad calificar de oficio a los cebaderos ubicados en los municipios calificados.

 

Esto supone que, en este momento, el 81% de los cebaderos de Castilla y León puede acceder a todos los mercados internacionales sin realizar las pruebas previas de tuberculosis, lo que permite una flexibilización de movimientos como demanda el sector. Esta mejora es evidente, además de la mencionada Salamanca, en Ávila donde ha pasado de un 18,6% en 2014 a un 68,4% en la actualidad.

 

Noticias relacionadas