El 62% de los españoles cree que lo peor de la pandemia ha pasado ya, según el CIS
Cyl dots mini

El 62% de los españoles cree que lo peor de la pandemia ha pasado ya, según el CIS

Varias personas, en la terraza de un bar

El 38€ afirma estar más preocupado por los efectos de esta crisis sobre la salud, aunque sube dos puntos la población que afirma que su preocupación es mayor por los efectos sobre la economía y el empleo.

El optimismo de la población respecto a la actual situación de la pandemia sigue creciendo y el 62 por ciento considera que lo peor ya ha pasado, lo que supone 12 puntos por encima de abril, según muestra el barómetro de opinión realizado en mayo por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

 

El dato contrasta con los que afirman que lo peor está por llegar, que también bajan por tercer mes consecutivo, bajando del 11,2 por ciento de abril al 9,9 por ciento. Mientras que los que afirman que la situación generada por el coronavirus en España se encuentra en el peor momento, baja más de 10 puntos en dos meses. Siendo la opinión refrendada este mes por el 16,3 por ciento, hasta 8 puntos menos que en abril (24,9 por ciento).

 

Esta imagen positiva se estanca al ser preguntados por su preocupación por los efectos de esta crisis sobre la salud, la economía y el empleo. Al igual que en el mes de abril el 38 por ciento afirma estar más preocupado por los efectos de esta crisis sobre la salud, aunque sube dos puntos la población que afirma que su preocupación es mayor por los efectos de la crisis sobre la economía y el empleo (del 24,4 por ciento al 26,3 por ciento).

 

La encuesta, que ha sido realizada entre el 4 y el 13 de mayo a 3.814 ciudadanos, muestra que hasta un 26 por ciento ha tenido que contactar con los servicios sanitarios por pensar que tenía síntomas relacionados con el coronavirus o por otras causas relacionadas con el coronavirus; de estos el 59 por ciento contacto con su médico de Atención Primaria, el 16 por ciento con un teléfono 900 que la comunidad puso para estos caso, y hasta un 9,9 por ciento con el servicio de urgencias del Hospital.

 

Por otro lado, se mantiene la población que afirma que ha tenido a algún familiar no conviviente con coronavirus, con datos parecidos el mes pasado esta afirmación es confirmada por el 46,9 por ciento. Mientras los que señalan que algún amigo ha padecido el covid-19 llegan al 57,2 por ciento y hasta el 82 por ciento conoce a alguien que ha tenido el coronavirus.

 

En cuanto a la población que conoce a alguien que haya fallecido, el 18,9 tienen algún familiar no conviviente fallecido; el 15,9 por ciento ha perdido a algún amigo y hasta el 36 por ciento a algún conocido, lo que supone una subida de casi tres puntos.

 

Bajan los que ven su vida afectada por el Covid

 

Preguntados por cómo les está afectado a su vida personal, se observa nuevamente una bajada con respecto al pasado mes. Así, el 56,8 por ciento afirma que todo lo que sucede le está afectando mucho o bastante (2 puntos menos que abril); al tiempo que sube al 18,7 por ciento (2 punto más que en marzo) al que no le está afectado nada o casi nada, y se mantiene en el 23 por ciento los que dicen que les está afectando algo).

 

Al hablar de la vida social, siguen siendo más los que dicen que les está afectado mucho o bastante en sus relaciones aunque baja nuevamente casi cuatro puntos este mes (del 71,6 por ciento al 67,9 por ciento), mientras los que señalan que no lo están notando casi nada o nada son el 15 por ciento y se sitúa en el 16 por ciento los que lo notan algo.

 

En cuanto a cuáles son los aspectos que más les afecta en la vida personal, por orden la población mantiene el distanciamiento con los seres queridos como principal aspecto (35,3 por ciento); las restricciones y libertad de movimientos (35,1 por ciento); el aislamiento y el confinamiento (14,6 por ciento); y le siguen los cambios en la vida cotidiana; el trabajo o economía personal; el estado anímico negativo (ansiedad, tristeza...); el miedo al contagio suyo o de otras personas y por el cambio de las condiciones laborales.

 

Finalmente, se observa una relajación en la medidas de control. Al margen de las medidas oficiales para el control de la COVID tomadas por las autoridades desde que estamos bajo la
pandemia, hasta un 5,8 por ciento afirma que hace vida normal y no sigue medidas propias. Un 44,2 por ciento afirma que ha reducido el contacto social y familiar (salir menos, evitar aglomeraciones, etc.); el 30 por ciento tiene cuidado con las cosas que toca o por dónde va, pero en lo demás hace vida normal; mientras que el 14,3 permanece prácticamente en aislamiento, saliendo de casa sólo para adquirir alimentos y para ir a consultas médicas.