El 60% de los 4.700 usuarios de ayuda, comida y teleasistencia a domicilio pagarán menos por los servicios

Ana Suárez, en el Pleno del Ayuntamiento

Las nuevas bonificaciones en las ordenanzas fiscales rebajan el copago de los principales servicios municipales a la dependencia. Será gratuito hasta para un tercio de los usuarios según los casos.

La teniente de alcalde y concejala de Familia e Igualdad, Ana Suárez, ha dado a conocer este miércoles que más del 60% de las personas usuarias de los servicios de atención domiciliaria en las situaciones de la dependencia se beneficiará de la reducción del copago, tras la aprobación de la nueva ordenanza. La aplicación de nuevas bonificaciones y ventajas en los precios públicos municipales, con requisitos que amplían el número de beneficiarios de las posibles rebajas de precios, harán que buena parte de los 4.700 usuarios de los servicios de Ayuda a Domicilio, Comida a Domicilio y Teleasistencia vayan a pagar menos o los disfruten de manera gratuita.

 

Tal y como ha explicado Suárez, los tres grandes servicios de apoyo en el hogar a dependientes van a rebajar mucho el coste para sus usuarios. En Ayuda a Domicilio, el 69% de los usuarios va a ver rebajada la tarifa y el 22% lo tendrá gratis; en Comida a Domicilio el 63% pagará menos y el 29% lo tendrá gratis; y en Teleasistencia el 14% lo tendrán gratis, un 4% más que hasta ahora. Esto es posible gracias a los cambios en las ordenanzas para ampliar el número de beneficiarios, fundamentalmente, subiendo el límite de renta para acceder a ayudas y con un nuevo coeficiente que reduce la aportación para las personas que viven solas.

 

Por ejemplo, en Ayuda a Domicilio el 94,5% de los usuarios verán reducida su aportación mensual hasta en 10 euros, el 4% disfrutarán de una reducción de entre 10 y 32 euros, y el 1,5% restante pasarán a disfrutar el servicio de manera gratuita. En cuanto al servicio de Comida a Domicilio, el 63,2% se verán beneficiados por un descenso de hasta 1 euro, y el 6% mantiene su tarifa actual.

 

La concejala ha explicado que el Ayuntamiento de Salamanca gasta 3,2 millones de euros al año en este servicios, que pronto se reforzarán con el servicio de lavandería a domicilio, ayudas en el hogar que están entre las más valoradas del consistorio y por las que hay una apuesta total, ya que la concejala considera que todo el apoyo que reciban los dependientes para poder seguir viviendo en sus hogares es beneficioso para su bienestar.

Noticias relacionadas