El 34% del parque móvil del Ayuntamiento está compuesto por vehículos ecológicos

ECO

El Consistorio está haciendo un gran esfuerzo por incorporar a la flota municipal vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

El Ayuntamiento de Salamanca continúa implementando medidas que contribuyan a una ciudad limpia y respetuosa con el medio ambiente, a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático. A las iniciativas puestas en marcha para reducir la contaminación, con políticas transversales que actúan sobre la calidad del aire, la movilidad, el ruido, el tratamiento de residuos y los espacios y zonas verdes, entre otros aspectos, se suma la renovación del parque móvil municipal con vehículos ecológicos.

 

El Consistorio está haciendo un gran esfuerzo por incorporar a la flota municipal vehículos más respetuosos con el medio ambiente. El parque móvil municipal cuenta con vehículos eléctricos, híbridos y de gas, tanto en propiedad como en régimen de renting, a los que se añaden los vehículos de las empresas que prestan servicios municipales.

 

En concreto, hay 138 propiedad del Ayuntamiento, de los que el 12% cumplen con los requisitos establecidos por la Dirección General de Tráfico (DGT), correspondientes a áreas como Seguridad y Protección Civil, Mantenimiento, Medio Ambiente e Ingeniería Civil, entre otras.

 

A mayores, en el servicio municipal de limpieza hay 68 vehículos propulsados por gas natural comprimido, el 55%, y en el autobús urbano el 73% de la flota está propulsada también por gas natural. En total, el parque móvil cuenta con un 34% de vehículos ecológicos.

 

Cabe recordar que en la actualidad está en marcha un Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible de Salamanca derivado del Pacto de los Alcaldes con objetivos como la reducción del 40% del CO2 hasta 2030, además de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible y un Plan de Ahorro Energético, así como una nueva Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático de Salamanca, liderando el proyecto transfronterizo de ‘Ciudades Verdes Cencyl’, entre las que se encuentran localidades de España y Portugal.

 

Estas iniciativas se suman a la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) Tormes+ y la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde, siendo Salamanca la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad con un plan de esta envergadura para mejorar la salud urbana, cohesionar los barrios y generar actividad económica y empleo a través del medio ambiente. Una muestra más de que el Ayuntamiento de Salamanca trabaja cada día para contribuir a la calidad del aire de una ciudad que actualmente ya se encuentra entre las menos contaminadas de España.