El 2019 acaba con La Bodega de Amelia: "Las grandes superficies se están comiendo todo y el pequeño comercio no recibe ayudas"
Cyl dots mini

El 2019 acaba con La Bodega de Amelia: "Las grandes superficies se están comiendo todo y el pequeño comercio no recibe ayudas"

Un pequeño comercio más que cierra. Salamanca dice adiós a uno de los dos únicos negocios de la ciudad en los que se vende vino a granel: "Mi profesión considero que es preciosa, pero ha llegado a su fin, el motivo es la Ley de Boyer". 

La calle Vasco de Gama verá cerrar las puertas, tras 71 años, de un pequeño negocio dedicado a la bodega. Atrás quedarán años de ilusión, dedicación y mucho, mucho trabajo. El 2020 no podrá seguir disfrutando del pequeño comercio de Amelia Nieto, quien tras heredarlo de su suegro ve como no puede adaptarse a la nueva situación que castiga al comercio más pequeño. 

 

"Mi profesión considero que es preciosa, pero ha llegado a su fin, el motivo es la Ley de Boyer, todos los contratos de arrendamiento antiguos finalizaban en 2019 y es imposible para mí continuar con la renta que nos ha establecido la dueña", asegura. 

 

¿Hay futuro para el pequeño comercio más allá de su transmisión de generación en generación? "A mí la vrdad es que me hubiera encantado dejárselo a mis hijos, pero es imposible. Yo lo cogí después de mi suegro, él estuvo al mando dos años y yo los otros cuarenta, pero ahora mismo no se puede hacer mucho. Esta nueva vida nos obstruye, si yo renovara ahora mismo el contrato tendría que reformar todo y es inviable" , declara. 

 

Hablábamos de la Ley. "Sí. La ley no favorece en absoluto al pequeño comercio, da igual que se en las ciudades que en los pueblos, va cambiando todo y muchas veces resulta muy difícil adaptarse. Creo además que es una pena que se destruya el pequeño comercio, porque es lo más bonito según mi opinión. La panadería, la frutería... sin embargo, las grandes superficies se lo han comido todo y encima no tenemos apoyo de ninguna clase", afirma. 

 

Tras 42 años, ¿ha sido una decisión fácil de tomar? "No ha sido fácil, pero yo ya sabía que iba a pasar esto, nos han pedido demasiado y es imposible hacer frente a lo que la dueña ahora mismo nos pide. No podíamos con esa renta. Además no somos los únicos, hay una droguería justo al lado que tiene el mismo problema", asegura la dueña dle negocio. 

 

Justo en ese momento, nos interrumpe un habitual cliente, que junto a una botella vacía venía a despedirse"La verdad es que es una pena, porque cuando uno se acostumbra  a venir a pequeños negocios así...da pena que se cierren", comentaba.

 

Obligada a poner en liquidación su comercio, asegura haberlo vendido todo, pero...¿qué le pide al 2020? "La verdad es que me voy y acabo el 2019 con la cabeza alta, porque he tenido buena clientela y he vivido muy bien, aunque ahora ya no. Al 2020 solo le puedo pedir salud", finaliza.