El 12% de pacientes con cáncer de mama metastásico tienen metástasis cerebrales
Cyl dots mini

El 12% de pacientes con cáncer de mama metastásico tienen metástasis cerebrales

Cáncer de mama

Es fundamental conocer los patrones de recaída, tanto en el tiempo como la afinidad por diferentes órganos en función del subtipo de cáncer de mama, para establecer las pautas de manejo clínico de estos pacientes.

Los resultados del análisis de dos poblaciones diferentes del estudio RegistEM del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, en pacientes con metástasis cerebrales y con enfermedad HER2+, se han presentado en la gran cita mundial del cáncer de mama, el 44th San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS), celebrado del 7 al 10 de diciembre.

 

Dicha investigación comienza a proporcionar datos relevantes sobre la evolución real de pacientes en España con cáncer de mama metastásico, como que el 12 por ciento de este grupo presenta metástasis cerebrales y que, de ellas, el 41 por ciento padece enfermedad luminal, el 35 por ciento, el subtipo HER2+ y el 19 por ciento triple negativo.

 

El estudio RegistEM es el primer registro nacional, observacional, prospectivo y multicéntrico, con datos de la vida real de pacientes de ambos sexos con enfermedad avanzada, que recoge información sobre las características y evolución de esta población de pacientes con las intervenciones que se realizan en la práctica clínica habitual.

 

En el estudio participan 38 hospitales de 14 comunidades autónomas, que aportan datos de algo más de 1.900 pacientes con el diagnóstico del cáncer de mama avanzado entre enero de 2016 y diciembre de 20219. Además de recoger datos clínicos se recogen muestras biológicas (tejido tumoral y sangre). El estudio RegistEM está activo y, por lo tanto, la base de datos está en constante actualización.

 

PACIENTES CON METÁSTASIS CEREBRALES

El póster destacado seleccionado para su discusión en SABCS 2021 se centra en la descripción de las características de 218 pacientes diagnosticadas de metástasis cerebrales en el momento del diagnóstico de la enfermedad avanzada o posteriormente a lo largo de la evolución de esta, identificadas en la base de datos del estudio a finales de abril de 2021 y que representan el 12 por ciento de pacientes registradas hasta esta fecha.

 

Considerando el subtipo de cáncer de mama, estas 218 pacientes se distribuyen de la siguiente manera: 41 por ciento con subtipo luminal, 35 por ciento con subtipo HER2+ y 19 por ciento con subtipo triple negativo. Asimismo, en el momento del diagnóstico de la enfermedad avanzada de estas 218 pacientes, presentaban metástasis cerebrales el 37 por ciento de las pacientes con enfermedad luminal, el 34 por ciento con enfermedad HER2+ y el 46 por ciento con enfermedad triple negativa.

 

"Globalmente, cerca del 37 por ciento de estas 218 pacientes presentan metástasis cerebrales al diagnóstico de enfermedad avanzada; en ellas el 81 por ciento habían recaído tras el diagnóstico inicial en estadios precoces y el 19 por ciento tenían cáncer de mama metastásico de inicio", detalla la doctora Sara López-Tarruella, del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, miembro de la Junta Directiva de GEICAM.

 

En cuanto a las pacientes que desarrollan afectación cerebral a lo largo de la evolución de la enfermedad metastásica, el 63 por ciento de las 218 pacientes analizadas en esta comunicación, un 65 por ciento se diagnosticaron en estadios precoces, con posterior recaída de la enfermedad, mientras que el 36 por ciento se diagnosticaron con enfermedad metastásica de inicio.

 

Además de revelar que más pacientes desarrollan metástasis cerebrales tras el diagnóstico del cáncer de mama avanzado, independientemente del subtipo, este análisis pone de manifiesto que las pacientes con cáncer de mama metastásico de inicio (estadio IV o de novo) desarrollan metástasis cerebrales más tarde en la evolución de la enfermedad que las pacientes con recaída tras una enfermedad inicialmente localizada al diagnóstico.

 

Por otra parte, el subtipo triple negativo se asocia a un periodo más corto al desarrollo de metástasis cerebrales y a una peor evolución que otros subtipos de cáncer de mama, según explica la doctora López-Tarruella.

 

Esta experta concluye que es fundamental conocer los patrones de recaída, tanto en el tiempo como la afinidad por diferentes órganos en función del subtipo de cáncer de mama, para establecer las pautas de manejo clínico de estos pacientes.

 

PACIENTES CON CÁNCER DE MAMA AVANZADO HER2+

Otro análisis del RegistEM ha sido presentado como póster en esta edición del SABCS, el relativo a las pacientes con subtipo HER2+ incluidas en dicho estudio (el 18 por ciento). En este grupo, el cáncer de mama avanzado de inicio se presentó en el 50 por ciento de los casos.

 

En estos, la enfermedad se asoció a una mejor supervivencia global en comparación con el cáncer de mama precoz recurrente, apunta la doctora Isabel Álvarez, de la Unidad de Gestión del Cáncer de Gipuzkoa, OSI Donostialdea-Onkologikoa - Osakidetza, en San Sebastián y miembro de la Junta Directiva de GEICAM.

 

Según la doctora, los casos metastásicos al diagnóstico no han recibido ningún tratamiento previo, mientras que las pacientes que recaen sí que lo han recibido, motivo que explicaría que las que tienen metástasis de inicio comparado con las que presentan una recaída de la enfermedad tengan mejor evolución, porque las pacientes con recaída probablemente tienen un mayor grado de resistencia a los tratamientos.

 

"Hay que tener en cuenta que los tumores HER2+ localizados responden muy bien al tratamiento en general, por lo que los casos con recaídas suponen una selección de tumores con grados de resistencia. Comparar estas dos poblaciones puede ser muy útil para analizar los mecanismos de resistencia a los tratamientos", subraya la doctora Álvarez.

 

Otro de los resultados de este análisis con pacientes HER2+ es que la edad más joven también se asoció a una mejor supervivencia global. Por otro lado, del estudio se desprende que el estado del receptor hormonal (RH) y el estado menstrual (pre- o posmenopausia) en el momento del diagnóstico del cáncer de mama precoz no fueron factores pronósticos de la supervivencia global.

 

Tal como resalta la doctora Álvarez, la importancia del estudio RegistEM recae en que informa de cómo se tratan a los pacientes en el día a día. "Lo relevante de este estudio observacional es que los datos son concordantes con los de los ensayos y que los resultados de la investigación clínica se están trasladando a la práctica habitual", subraya, para añadir que este estudio indica que hay que seguir investigando para continuar con la mejora y optimización de los tratamientos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: