El 1 de octubre, el día más caluroso de su historia en Salamanca con mínimas de entre 15 y 16,4 grados

El pasado mes fue "cálido y lluvioso" en Castilla y León, con una temperatura media superior en 1,5 grados centígrados a la del período de referencia (1971-2000).

La Agencia Española de Meteorología (Aemet) ha destacado que el pasado mes de octubre fue "cálido y lluvioso" en Castilla y León, con una temperatura media superior en 1,5 grados centígrados a la del período de referencia (1971-2000), sobre todo en zonas como la comarca de El Bierzo y en el este de la región.

  

En un comunicado recogido por Europa Press, la Aemet ha explicado que la mayor parte de octubre se ha caracterizado por la presencia de bajas presiones atlánticas, con frentes asociados que han aportado precipitaciones, temperaturas suaves e inestabilidad atmosférica. No obstante, también se han ido intercalando algunos episodios anticiclónicos, en los que se han registrado las primeras heladas.

  

Las temperaturas por lo general han tenido un carácter cálido en toda la región, con una media de 1,5 grados más que en el período de referencia, debido sobre todo a las mínimas, que han superado en 1,9 grados a la media. Asimismo, en El Bierzo y en zonas del este de la región el mes ha sido muy cálido.

  

El primer día del mes se registraron en los observatorios de Valladolid, León y Salamanca, temperaturas mínimas de entre 15 y 16,4 grado, que son los valores más altos registrados históricamente para el mes de Octubre en estos observatorios.

  

Ese día el valor de la temperatura mínima estuvo en torno a los 7º C por encima de lo normal y la oscilación térmica diaria fue de sólo cinco grados.

  

Los únicos intervalos en los que la temperatura mínima ha estado por debajo de su valor medio corresponden a los periodos de mayor estabilidad, entre los días 5 y 14 y a partir del día 29. Así, el día 12 se registraron heladas débiles en el este y en el extremo norte de la Comunidad y los últimos días del mes fueron generalizadas.

 

PRECIPITACIONES

  

En cuanto a las precipitaciones, el mes ha sido lluvioso, aunque en Ávila y Segovia los valores han sido inferiores y se califican de "normales". En este sentido, se superó de manera generalizada los 100 litros por metro cuadrado en gran parte del oeste de Castilla y León, en la Cordillera Cantábrica y en el Valle del Tiétar.

  

En el sureste de la Comunidad es donde se han registrado las precipitaciones acumuladas más bajas (en Rades-Segovia ha sido de 31 l/m2).

  

El promedio de número de días de precipitación fue de 13 días, aunque en la Cordillera Cantábrica ascendió a 20.

  

En cuanto a la persistencia y el volumen acumulado han destacado las precipitaciones registradas entre los días 21 y 25, salvo en el extremo nordeste, con valores que superan los 40 l/m2 en todo el oeste de Castilla y León. En esas fechas también se registraron vientos fuertes en la Comunidad.

  

El fenómeno más relevante del pasado mes fue el observado el día 2, con la formación de una "supercélula" en la provincia de Zamora, que atravesó el norte de Valladolid, el sur de Palencia y continuó en la provincia de Burgos, y que provocó precipitaciones intensas, granizo con piedras de gran tamaño y vientos muy fuertes en su zona de influencia.