Ejecuciones hipotecarias y desahucios caen a sus mínimos desde el final de la crisis en Salamanca

En todo 2019 solo se apuntaron 82 ejecuciones hipotecarias, 45 lanzamientos por no pagar la hipoteca y 155 por no pagar el alquiler.

La cifra de desahucios, ejecuciones hipotecarias y lanzamientos relacionados ha bajado durante 2019 en Salamanca a su mínimo desde que empezó la crisis, también en el caso de los lanzamientos por no pagar el alquiler, que había sido el gran problema de los desahucios de vivienda en los últimos años en la provincia. Una mejoría que llega cuando aparece también el mayor número de personas físicas en concurso de acreedores y se mantiene el número de despidos litigiosos y empresas en concurso.

 

Las cifras de los desahucios, ejecuciones o lanzamientos de vivienda han marcado en 2019 su número más escaso en años en la provincia. Con todo, todavía se producen 155 expulsiones de vivienda por no pagar la renta o 45 por no pagar la hipoteca. Para todos estos casos el Gobierno plantea una moratoria de hasta cuatro años.

 

Según las cifras que ha publicado la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), durante el año pasado se registraron en Salamanca 82 ejecuciones hipotecarias, la cifra más baja desde que empezaron a ofrecerse datos en 2007, con la crisis económica que en España se tradujo en la burbuja inmobiliaria. En 2018, un año atrás, fueron 183, y ahora se han quedado en menos de la mitad. 

 

Al margen de ejecuciones hipotecarias, se han producido 45 lanzamientos por impago de hipoteca, cuando hace un año eran 61; y los lanzamientos por alquiler han pasado de 196 a 155, la menor cifra desde 2015.

Noticias relacionadas