Educacion, sanidad y servicios sociales acaparan el 80% del gasto de las consejerías

Cirugía percutánea

La salud, la enseñanza y la atención social consumen 6.379 millones de euros, cuantía que aumenta el 5 % y absorbe el 80 % de los recursos de las consejerías. Las tres consejerías son las más privilegiadas del presupuesto.

El estado de gastos remite a la cifra real, de referencia, de 9.248 millones de euros, que es el techo máximo de gasto no financiero al que deben ajustarse los programas de la Junta. Hay que tener en cuenta que, de este montante, 923,8 millones se corresponden con la PAC, 30,5 millones están destinados a las instituciones de la Comunidad a través del Presupuesto de las Cortes (el 9,2 % más) y 290,7 millones están asignados a abonar los intereses de la deuda.

 

Por lo tanto, es preciso descontar estas tres partidas para centrarse en el gasto efectivo que gestionarán las consejerías, que se eleva a 8.003 millones, el 4,9 % más que el año pasado. Así, 2017 será el tercer ejercicio consecutivo con crecimiento del presupuesto no financiero para las políticas de gasto, que recibirán 375 millones de euros adicionales respecto a 2016. De esta cantidad, el 81 % será para gasto social. O dicho de otro modo, el incremento absoluto de los créditos no financieros reales para Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades es cuatro veces mayor que para el resto de áreas.

 

Se trata de la prueba más evidente de que la asignación presupuestaria obedece al cumplimiento de los grandes objetivos de legislatura fijados por el presidente Herrera en su discurso de investidura: garantizar los servicios públicos fundamentales, afianzar la recuperación económica y el empleo y fortalecer el proyecto de Castilla y León como Comunidad.

 

En coherencia con lo anterior, la salud, la enseñanza y la atención social consumen 6.379 millones de euros, cuantía que aumenta el 5 % y absorbe el 80 % de los recursos no financieros de las consejerías y el 87 % de los fondos autónomos de carácter no financiero.

 

El presupuesto previsto total para la Consejería de Sanidad escala el 5,4 % (3.477,2 millones), el de Educación crece cerca del 4 % (1.976,3 millones) y la dotación para Familia e Igualdad de Oportunidades el 6 % (925,4 millones), para reforzar los programas de la Red de Protección a las Familias.

 

Merece una mención especial el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias, que va a permitir ampliar y reforzar las infraestructuras y los equipos y, por lo tanto, mejorar la calidad en la prestación de los servicios esenciales. Este compromiso queda recogido en un anexo del proyecto y está cuantificado en casi 172 millones de euros, superando los 148,8 millones la cuantía prevista para 2017.